Archivo de la categoría: Uncategorized

Una declaración imprevista sobre la verdad

verdad.jpg

Por el Dr. Peter Jones

En agosto de 2017 KLM, la Royal Dutch Airlines, cometió un contundente paso en falso. Buscando ser progresivamente pro-gay, produjo un anuncio que mostraba tres sistemas de los cinturones de seguridad, todos en colores del arco iris. El primer par consistía en dos extremos “femeninos”; El segundo de dos extremos “masculinos”; Y el tercero representa un extremo masculino que mira hacia un extremo femenino. Debajo de ellos estaba la línea inolvidable: No importa con quién haga clic.

Anuncio reciente de medios sociales de la publicidad de KLM. 

Bueno, con los cinturones de seguridad, ¡sí importa! Sólo el par opuesto puede salvar tu vida. Este extravagante intento por parte de una compañía conocida por normalizar el sexo homosexual se convierte en una parábola no intencional sobre cómo son realmente anormales, ineficaces y peligrosas las relaciones entre personas del mismo sexo.

Doug Mainwaring es un periodista profesional que, hace algunos años, se divorció de su esposa y dejó a sus hijos para seguir una vida de actividad homosexual. Vivió para lamentar esa elección. Mainwaring comentó sobre el anuncio de KLM, escribiendo desde su conocimiento íntimo del estilo de vida homosexual. [Doug Mainwaring, la aerolínea falla en un anuncio gay , prueba que el matrimonio es sólo entre hombre y mujer, ” LifeSiteNews (8 de agosto de 2017)].

Afirma: “KLM muestra inadvertidamente que desafiar la ley natural es peligroso”. Luego cita la risita humorística de alguien: “Fly Royal Dutch Airlines, donde su única oportunidad de sobrevivir a un accidente es sujetarse el cinturón de la manera heterosexual”. Desafortunadamente, todo este asunto no es gracioso. Mainwaring señala que la demanda inaceptable, irracional y audaz de aprobar el “matrimonio” del mismo sexo nos obliga a fingir que cualquier relación que la gente elige llamar “matrimonio” es en realidad un matrimonio – como cualquier combinación de cinturones de seguridad es un cinturón de seguridad seguro. El “matrimonio del mismo sexo” es realmente un rechazo al matrimonio. Los gays no quieren matrimonio. Pero el “matrimonio homosexual” exige que todos seamos intelectualmente deshonestos, pretendiendo que el anuncio de KLM y lo que representa tiene sentido. Mainwaring afirma que “desafiar la ley natural es tan imprudente como desafiar la ley de la gravedad. Negamos o ignoramos el significado de la complementariedad a nuestro propio riesgo”.

La complementariedad en el ámbito sexual es en realidad una afirmación del principio del Dosismo, que se aplica en todas partes en la creación de Dios. La distinción entre el Creador y la criatura está detrás de todas las estructuras complementarias, racionales y funcionales que Dios crea. Dios hace un universo, como los cinturones de seguridad masculinos / femeninos, que realmente funciona, o como aviones KLM complicados que realmente vuelan. (Todos los pernos que lo sostienen encajan en tuercas, los ordenadores detrás de todos los sistemas se ejecutan en código binario.) La sexualidad bíblica es hermosa, pero también es funcional y produce vida.

Un ejemplo asombroso de este principio se encuentra en Génesis 2:18: No es bueno que el hombre esté solo . Muchos lectores pro-gay de la Biblia tratan de probar por esta declaración que Dios está a favor de todas las formas de matrimonio, porque obviamente se opone a la soledad psicológica. En realidad, el texto dice lo contrario. Los tres términos clave en este texto, “solo”, “no bueno” y “ayudante”, lo demuestran.

Solo : En las 204 ocasiones en que la palabra “solo” (hebreo, malo ) es usada en el Antiguo Testamento, nunca significa soledad psicológica o emocional; Siempre se usa … para distinguir cosas como Dios: “Oh SEÑOR, Dios de Israel, entronizado sobre los querubines, tú eres el Dios, tú solo , de todos los reinos de la tierra”.(2 Reyes 19:15).

No es bueno : La Biblia no nos está diciendo que Adán estaba sufriendo de aislamiento emocional, pero que él estaba en ese momento solo como el único ser humano en la faz de la tierra.Había más para Dios y para Adán, por hacer. La situación de la creación “no era buena” sólo como una obra maestra que aún no está terminada. Cuando el macho y la hembra están en su lugar, como el pináculo de este proceso creativo que hace la distinción, el “no bueno” desaparece y todo no sólo es bueno, sino muy bueno .

Ayudante: Eva es identificada como un “ayudante perfectamente ajustado” para Adán. Ella no es simplemente la respuesta a un problema de soledad que otro hombre podría haber aliviado. Ella es, específicamente, como mujer
un participante esencial en la vocación creativa de Adán. Su ayuda no tenía la intención de levantar la interminable sensación de soledad de Adán, ni de cumplir tareas que no podía cumplir Adán, sino de unirse al misterioso mandato de creación, dado formalmente a la pareja en Génesis 1:28: “Sed fructíferos, multiplicad y llenad la tierra y sometedla “. Para resolver la situación de “no buena”, Dios crea la “muy buena” estructura heterosexual del matrimonio, en la cual el hombre y la mujer están perfectamente preparados para producir la continuación biológica de la raza humana: huevo más esperma equivale a civilización. Su fecundidad es la fuente de la bendición cósmica (Génesis 5: 2).

La bendición de la unión de Adán y Eva es la progenie, una de las cuales se convierte en el Mesías, Salvador, Redentor del cielo y la tierra, y el novio perfecto, unido en amor infinito a su novia, la Iglesia.

Todo esto se pierde si tratamos de borrar las distinciones creadas por Dios.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La tiranía de la decadencia

decadencia.jpg

Por el Dr. Peter Jones

En nuestro mundo actual, la decadencia está reemplazando la decencia. En aras de la libertad personal, nuestra cultura sanciona una revolución sexual que la socióloga alemana Gabriela Kuby cree que “muy posiblemente será la revolución más destructiva de la historia”.  Ella continúa declarando que “el alcance al cual este sistema satánico va hacia la libertad [sexual] … se logra ver mejor en los abortos”. Alguien ha dicho: “El aborto es la voluntad de matar por el bien de la disposición a copular”.

Hay paralelismos culturales serios con nuestro tiempo. De 1918 a 1933 la República de Weimar gobernó Alemania. Después de la derrota de la orgullosa nación alemana en la Primera Guerra Mundial, muchos alemanes lanzaron la cautela al viento, gastaron en grande y se enfiestaron mucho, conscientes de que tanto la economía como el gobierno estaban destinados a fracasar. Esto se convirtió en un tiempo de ideas liberales y nuevas formas de búsqueda del placer. Aprovechando la liberalidad de la época, los cabarets de Berlín, Múnich y otras ciudades entretenían a sus homosexuales, lesbianas y travestis con espectáculos abiertos de desnudez sexual.

Una historia del período describe la situación social de la siguiente manera: “Aún [la antigua] Roma no había conocido orgías como los bailes de travesti de Berlín, donde cientos de hombres vestidos de mujeres y mujeres vestidas de hombres bailaban bajo los ojos benévolos de la policía. En medio del colapso general de los valores, una especie de locura se apoderó precisamente de esos círculos de la clase media que hasta entonces habían sido inquebrantables en su orden “.

Este colapso moral fue seguido por el colapso económico, porque el gobierno irresponsablemente imprimió tanto dinero que el Reichsmark se volvió inservible. Por ejemplo, en 1918, una docena de huevos costaba medio reichsmark; en 1922, tres reichsmarks; en enero de 1923, 500 reichsmarks; en septiembre de 1923, 30 millones de reichsmarks y sólo un mes más tarde, en octubre de 1923, cuatro mil millones de reichsmarks. La “resolución” de este estado de cosas vino con la llegada del nacionalsocialismo totalitario en 1933.

Si políticamente o económicamente no estamos en este punto (aunque la deuda nacional nunca ha sido mayor), nos encontramos viviendo en una sociedad que afirma que el erotismo homosexual, la pornografía omnipresente, y la manipulación de género son expresiones válidas de la libertad humana y que oponerse a ellos es una expresión inaceptable de fanatismo, que debe ser suprimida. Por un lado, nuestros hijos están expuestos a la degeneración absoluta, y por otro lado, su fe cristiana está siendo suprimida.

Por un lado, expuesto a la degeneración:
En las bibliotecas públicas de Nueva York los padres traen a sus niños pequeños para escuchar a las drag queens leer los últimos libros infantiles sobre sexo. En la “Hora del cuento de la reina drag”, una “reina”, presentándose como “La Señorita Sexy Desastre”, canta: “Las caderas de la reina hacen chi chi chi”, etc. y luego sigue contándoles una historia titulada “Gusano ama a Gusano: Podemos ambos ser novios.” Algunos padres “progresistas” lo aprueban. Uno dice: “Eso es lo que busco cada vez que salimos, presentar diferentes maneras de estar en el mundo y hacerlo divertido y disponible para mi hijo … ¡Fue genial, tanta energía!” Desafortunadamente, esta expresión de la libertad sexual introduce a los niños a puntos de vista falsos y destructivos de la realidad humana. El cuarenta por ciento de los adultos transgéneros reportan haber cometido al menos un intento de suicidio.

Por otro lado, la fe cristiana suprimida:

A Seth Clark, de 13 años de edad, le dijeron a tan solo horas de empezar su graduación que no se le permitiría dar su discurso de graduación en la Escuela Akin Grade School, en Akin Illinois, porque era demasiado religioso. Su discurso refería a Dios, usando citas de la Biblia, y mencionaba su fe cristiana. La Superintendente Kelly Clark escribió: “Mientras que los estudiantes son bienvenidos a orar o seguir su fe sin interrumpir la escuela o violar los derechos de otros, la Constitución de los Estados Unidos prohíbe que el distrito escolar incorpore tales actividades como parte de eventos patrocinados por la escuela, o cuando el contexto hace que una audiencia cautiva escuche u obligue a otros estudiantes a participar “.

El periodista Tucker Carlson entrevistó recientemente a Dan Barker, co-presidente de la Fundación Libertad de la Religión (FFRF por sus siglas en inglés), que logró cerrar un grupo de estudio bíblico que se reunía antes de las clases para estudiantes de primer y segundo grado.Barker anunció con orgullo que hay familias que desean proteger a sus hijos de la depravación y la violencia que está en la Biblia.

A pesar del fallo de la Corte Suprema que protege a los clubes religiosos en las escuelas públicas (El Club de las Buenas Noticias versus Escuelas Centrales de Milford 2001), la batalla por la salud espiritual de nuestros niños apenas ha comenzado. A medida que la libertad cristiana se suprime agresivamente, nos enfrentamos a una “revolución sexual”, como dice el sociólogo Kuby, “mucho peor de lo que yo haya conocido”.
Maranatha- “Ven Señor Jesús”.

Mientras esperamos ansiosamente el regreso de Cristo, los cristianos debemos poner la fe en nuestro Dios que mantiene el pacto; vivir vidas puras e irreprensibles; y enseñar a sus hijos la belleza del diseño creativo y el diseño del evangelio de Dios para la sexualidad y el matrimonio, que son fundamentales para el verdadero florecimiento humano.

Traducido por Beatriz Atkins

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Planned Parenthood bajo cuestionamiento

planned

Reunión se cierra después de que jefa de Planned Parenthood es cuestionada por administrar fármacos riesgosos a mujeres africanas
Por Lisa Correnti | 9 de octubre 2014

NUEVA YORK, 10 de octubre (C-FAM) Un evento de la ONU terminó abruptamente cuando un abogado de derechos de la mujer preguntó al Director General de la Federación de Planned Parenthood Internacional por qué se estaban dando anticonceptivos dañinos a las mujeres pobres de África.

“En los países donde el VIH es un problema importante, donde no tenemos acceso a una buena atención médica, por qué habríamos de estar usando los anticonceptivos más peligrosos”, pidió Kwame Fosu. El investigador de la Fundación Gates, Dr. Renee Heffron, concluyó que los usuarios de la inyectable Depo Provera tienen un riesgo significativo de transmisión y adquisición del VIH / SIDA, añadió Fosu.

Tewodros Melesse evitó dar una respuesta. En cambio, el jefe de la IPPF dio una declaración general apoyando a Depo Provera. Él no pudo explicar por qué a las mujeres africanas se les provee los anticonceptivos de progesterona peligrosas que son raramente utilizados por las mujeres caucásicas.

Los co-patrocinadores de la IPPF, Dinamarca y Liberia organizaron la reunión para atraer a ministros de alto nivel en Nueva York para la Asamblea General de la ONU y para obtener apoyo adicional para la planificación familiar en la agenda de desarrollo post-2015.

A pesar de que quedaban aún 30 minutos para el final y un anuncio anterior de una segunda ronda de preguntas del moderador, el presidente de la IPPF Naomi Seboni terminó abruptamente la sesión,

Delegados africanos de inmediato se acercaron Fosu para obtener información. Un manejador de IPPF trató de alejar a los diplomáticos cuando Fosu comenzó a conversar con ellos.

IPPF es un beneficiario directo de los programas de planificación familiar dirigidos a las mujeres pobres de los países de Africa subsahariana y el sudeste de Asia. Cientos de millones de dólares llegan al grupo, el cual distribuye los anticonceptivos de acción prolongada (PMF), tales como el inyectable Depo Provera y el implante Jadelle o Norplant. Norplant fue retirado de los mercados de Estados Unidos en 2002, debido a los riesgos de salud.

La financiación de los anticonceptivos creció un 48% desde el año 2006, recibiendo un importante impulso cuando la Fundación Gates se unió a una larga lista de filántropos que apoyan los programas de reducción de población, como las fundaciones Rockefeller, Packard y Hewlett. En la Cumbre de Planificación Familiar de Londres en 2012, Melinda Gates duplicó su gasto anual de anticonceptivos a mil millones y anunció una alianza con Pfizer Pharmaceutical – el fabricante de Depo Provera. Esto a pesar de un informe Guttmacher que muestra que sólo el 8% de las mujeres africanas tuvo una necesidad insatisfecha de anticoncepción.

Con informes de que la mitad de las mujeres y las niñas africanas están usando los inyectables, Fosu no se sorprendió cuando un diplomático informó que su hermana era incapaz de concebir después de usar Depo Provera.

Los efectos secundarios incluyen la duplicación del cáncer de mama, sangrado excesivo, un retraso en el retorno de la fertilidad y la esterilidad. El uso a largo plazo se ha asociado con la pérdida de densidad ósea, tan grave que la FDA emitió una advertencia Black Box, la más severa advertencia que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) puede dar.

Fosu alega que a las mujeres africanas no se les da esta información antes de recibir la inyección y los ministros de salud africanos son conscientes de los efectos secundarios graves. Un empleado de la IPPF en África dijo recientemente a Fosu que no tenía conocimiento de la advertencia de la FDA.

Al igual que la IPPF, grupos como el Consejo de Población, Pathfinder y FHI 360, todos los millones de dólares que reciben de los contribuyentes estadounidenses, son para la distribución de Depo. Un libro académico reciente sobre la salud reproductiva ofrece una visión de cómo la aprobación FHI360 exitosamente ganó el apoyo de los ministros de salud y de los trabajadores sanitarios de la comunidad para distribuir anticonceptivos inyectables.

Traducido por Beatriz Atkins

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cómo desenmascarar a un liberal – Parte #1

por Guillermo Green

[Este artículo es publicado en el presente volumen del boletín teológico Reforma Siglo XXI, publicado por CLIR, disponible impreso en http://www.clir.net  ]

La Iglesia de Jesucristo estará en una lucha hasta el final por dar testimonio de Jesucristo, Señor y Salvador. La Palabra de Dios nos advierte que tendremos que luchar contra corrientes que golpean desde fuera, así como falsos maestros que se levantarán desde dentro del seno de la Iglesia. Los apostoles advierten a la Iglesia del Señor, y llaman a una actitud de alerta:

“… para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Efesios 4:14-15).

Pablo tomó su concepto del mismo Jesús, quien ora que la unidad de los Cristianos sea “en la verdad”, y que ellos sean guardados y santificados “en la verdad”:

“Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad … Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad” (Juan 17:17,19).

Este artículo trata la amenaza perenne de los falsos maestros. Y durante los últimos dos siglos, una forma común para atacar la fe ha sido a través de introducir el liberalismo teológico dentro de las congregaciones, y especialmente las instituciones teológicas. De modo que es importante que todo cristiano sepa cómo identificar a un liberal.

A nadie le gusta provocar discordia. A mi no me gusta para nada. Preferiría dormir tranquilo sabiendo que le caigo biensísimo a todo el mundo. Lo que pasa es que un día estaremos llamados a rendir cuentas no a los hombres, sino al que murió por su Iglesia, Jesucristo. Y como dijo Machen hace un siglo, “En la esfera de la religión, como en las demás esferas, las cosas en las que los hombres se ponen de acuerdo son las que tienden a ser menos importantes, pero pelearán por las verdaderamente importantes” [J. Gresham Machen, Cristianismo y Liberalismo (CLIR: San José, Costa Rica, 2013), pág. 22]. ¡Todos estamos de acuerdo en lo menos importante, y en lo obvio! Pero en las cosas más importantes de la vida, es donde hay que pelear por la verdad. Nadie peleó más fielmente que el apóstol Pablo, y por eso pudo decir al final de su vida, “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2 Timoteo 4:7,8).

CLIR recibió un gran honor de parte de AIPRAL (Asociación de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de América Latina). Como bien se sabe, AIPRAL es la asociación liberal en América Latina que representa la CMIR (Comunión Mundial de Iglesias Reformadas – antiguamente ‘AMIR’ o ‘WARC’ en inglés), responsable de promover un liberalismo cada vez más pagano a lo largo del continente. El honor que AIPRAL le hizo a CLIR fue nombrar a CLIR directamente como “amenaza” por su “fundamentalismo bíblico” que promueve  [Ver  http://ebenezervalledechalco.files.wordpress.com/2013/06/plan-estrategico-de-aipral-2012-2015.pdf, página 11].

Los que conocen la historia, especialmente la historia de las iglesias presbiterianas, saben que cuando los liberales están intentando convencer a la población general de su legitimidad, usan mucho las tácticas ad hominem, es decir, lanzan generalidades despectivas (como “fundamentalistas bíblicos”) sin precisar qué significan, ni dan ejemplos concretos. El liberal libra una guerra sucia de intentar embarrar al enemigo, sin entrar en diálogo serio, y sin definir sus términos. El liberal gana terreno mientras que nadie lo llame a concretizar asuntos bíblicos y doctrinales, y desafortunadamente una gran mayoría de laicos y cleros le permiten que ponga las reglas de juego.

En esta serie, quiero ofrecer algunas ayudas cómo desenmascarar a un liberal. Puede estar en su púlpito, o puede estar enseñando en el Seminario Teológico de su presbiterio, sínodo o denominación. Seguramente por este artículo, los liberales harán todo lo posible para prohibir la distribución más de Reforma Siglo 21. Y ¡ese es el primer paso!

1. Primer paso para desenmascarar a un liberal – Pregunte su opinión sobre Reforma Siglo 21. Sin ánimo de ser chistoso, el liberal se vuelve paranoico ante lectura que amenace su religión anti-bíblica. Y ¿por qué? ¡Porque teme ser desenmascarado! Me acuerdo que había un diácono en un país que le encantaban los boletines Reforma Siglo 21. Pedía un cierto número, y los distribuía. Pero cuando su pastor (liberal) se dio cuenta del contenido, prohibió la distribución del boletín de CLIR.

Ahora bien, vamos al grano. Desafío a cualquiera a encontrar en un boletín Reforma Siglo 21, de todos los que hemos impreso desde 1999, un sólo artículo que promueva asuntos anti-confesionales, o cualquier cosa que no concuerde con la Confesión de Fe de Westminster. Los liberales de AIPRAL acusan a CLIR de ser “fundamentalistas bíblicos”, pero toda la teología de CLIR está basada en las confesiones históricas Reformadas. Si esto es “fundamentalismo bíblico”, ¡gloria a Dios! Pero, ¿dónde quedan los no-confesionales? ¡En un liberalismo teológico anti-Reformado!
Voy a remachar un poco más este punto. Muchos de los escritores de Reforma Siglo 21 tenemos grados avanzados de estudios, sean Licenciaturas, Maestrías en teología, y algunos tienen Ph.D. Cuando los liberales tiran a la ligera términos como “fundamentalistas”, se evoca la idea de oscurantistas locos que sólo saben tirar bombas o hacer locuras ciegas. Bueno, quede escrito aquí mismo. Aceptamos un debate público con nuestros acusadores. El tema: ¿Quiénes son los verdaderos ‘Reformados’ que merecen llamarse herederos de la Reforma?
¿Cómo desenmascarar a un liberal? Fíjese en lo que lee, y en lo que prohíbe leer.

2. Segundo paso – Fijarse de su práctica con respecto a las confesiones Reformadas. No se puede conformar con lo que un liberal dice que cree. El liberal necesita pasarse por un cristiano “normal”, porque vive de las ofrendas de otros que creen que es “normal” (si es un pastor o profesor). Por esto hay que poner cuidado a lo que hace.

Nosotros los Reformados hemos acordado varias confesiones como resumenes fieles y fidedignas de las enseñanzas bíblicas. Estas son las grandes confesiones históricas de los siglos 16 y 17. Todo liberal tiene que afirmar verbalmente que se suscribe a las confesiones, y muchas veces alzan la voz proclamando qué tan Reformados son, y qué tan no-Reformados otros no son. Pero las palabras son fáciles. Es lo que uno hace que cuenta.

Recuerdo que el teólogo Augustus Nicodemus Lopes contó una vez sobre un profesor liberal que dio clases en un Seminario Presbiteriano confesional toda su vida. Casi en su lecho de muerte tuvo un encuentro real con Dios, y le confesó a Augustus que su liberalismo consistió no en lo que enseñaba. Él nunca enseñó herejías ni barbaridades. Su liberalismo consistía en lo que no enseñaba. Simplemente dejaba fuera la depravación total del hombre y su incapacidad, la necesidad absoluta de la gracia soberana de Dios, la expiación limitada, la predestinación, y la regeneración por obra del Espíritu Santo. Seguramente muy pocos detectaron su liberalismo durante su larga carrera de enseñanza, porque decía “cosas buenas y bonitas”. Pero no promovió la doctrina fundamental que es resumida en las confesiones Reformadas. Al no promover doctrina Reformada real, abrió el camino al único sustituto – la religión “inmanentista”, humanista, antropocéntrica, pagana.
¿Cómo desenmascarar a un liberal? Pregúnteles a sus discípulos si conocen bien y aman la Confesión de Fe de Westminster (o su confesión particular). Si no es así, ya encontró a su liberal, o por lo menos ya encontró a un no-Reformado. Su práctica desmiente todas las palabras que pudiera hablar en todo un año. La Iglesia es confesional. El Reformado que rehuye al confesionalismo lo hace por algo: no concuerda con muchas partes de la confesión. O se volvió arminiano, o liberal.

3. Tercer paso: ¿a cuántas personas ha llevado a la salvación como la Biblia y las confesiones la definen? El liberalismo es fundamentalmente una religión antropocéntrica que rechaza la naturaleza sobrenatural y divina de la salvación. Cree que los problemas del ser humano pueden ser solucionados por el mismo ser humano. Con un poco de buena psicología y solidaridad, un poco de ajustes económicos y politicos, los hombres podemos mejorar nuestra condición en la tierra. El liberal pone casi todo el énfasis en esta vida, en esta tierra, porque tiene dudas sobre la realidad de la vida venidera. El liberal habla con un “cinismo santo” sobre la eternidad, haciendo “chistes cristianos” de los fundamentalistas que sólo piensa en la eternidad y no sirven para el presente.

Por supuesto el liberal tiene que hablar mucho de “Dios” porque no retendría su trabajo si no lo hiciera. Pero una vez más, las acciones son las que cuentan. ¿A cuántas personas ha llevado a los pies de Cristo? ¿A cuántas personas le ha hablado del infierno, y el único camino al perdón de Dios que es el arrepentimiento y la fe en Jesús? ¿A cuántas personas ha tomado con esmero para discipular en la fe? ¿Qué lugar le da al medio principal de la salvación, que es la predicación de la Palabra infalible de Dios?

Ya que mencioné el infierno, necesitamos comentar algo. La “salvación” bíblica es salvación de la ira de Dios, del castigo de Dios en el infierno. Las enseñanzas de la biblia sobre el infierno sin duda contienen antropomorfismos, pero no son simbolismos. Hay una gran diferencia. Dios ‘se agacha’, como suele decir Juan Calvino, para hablarnos con términos que podemos entender. Y sin duda utiliza formas verbales que describen una realidad mucho más grande (y en este caso mucho más espantosa) de lo que nuestra presente experiencia pueda captar. Pero esto no le resta “realidad”. No convierte el infierno en un “símbolo”.
Pero el liberal tiene problemas con el infierno. Su religión antropocéntrica y de “este mundo” rechaza estos conceptos. Por tanto, el liberal pierde la urgencia de la “conversión”. No enfatiza la realidad del infierno, la ira de Dios, el arrepentimiento, y la muerte sustitutiva de Cristo como único camino. Puede hacer la siguiente prueba – averigue cuándo fue la última vez que su pastor mencionó el infierno, o el profesor de teología. El liberal podría afirmar con la boca que cree en el infierno. Pero si no lo enseña, y si no siente la urgencia de rescatar a las personas de él, está operando desde una perspectiva liberal.

Nótese que no he dicho “¿a cuántas personas ha llevado a la iglesia?” Un liberal puede ser predicador muy popular. Harry Emerson Fosdick, famoso oponente de J. Gresham Machen en los años 1920, era muy liberal, pero muy popular. Su iglesia estaba llena. De hecho, es más fácil llenar una iglesia con un mensaje liberal. El mensaje liberal es: “tú puedes”. ¡Y a todos nos gusta que nos digan eso! Pero un liberal llena su iglesia de inconversos convencidos que todos somos “buena gente” sólo necesitados de algunos bonitos consejos para hacer la vida mejor. El liberal rehuye a declarar la ira de Dios sobre el pecado, rehuye a hablar del Dios tres veces santo que es fuego consumidor. Y por eso el liberal no puede llevar pecadores realmente a la salvación divina en Cristo. Sólo logra hacer a las personas miembros del “club”, nada más.

4. El cuarto paso es saber si realmente defiende la fe. Es muy fácil desenmascarar el liberal con este paso. El liberal no es defensor de una fe confesional. Puede hablar mucho de ser “Reformado”, y puede condenar a otros por no ser “Reformados”, pero una vez más, son las acciones que cuentan, no palabras al aire.

Tomemos tan sólo el primer capítulo de la Confesión de Fe de Westminster. En él se afirma que le agradó a Dios “poner por escrito dicha revelación, en forma completa. Ello hace que las Santas Escrituras sean de lo más necesarias, puesto que ahora han cesado ya aquellos modos anteriores por los cuales Dios reveló su voluntad a su pueblo”. Este capítulo enseña claramente la suficiencia de las Escrituras, y el cesasionismo de la revelación inspirada de Dios.
Curiosamente, el liberal de pronto se vuelve pentecostal cuando se toca las Escrituras. Por supuesto afirma la veracidad y fidelidad de la biblia, “pero” hay otras consideraciones… De pronto, para el liberal, las Escrituras no son totalmente suficientes, ya que el Espíritu Santo nos está dirigiendo a nuevas verdades, como la ordenación de la mujer o el matrimonio homosexual.

El liberal no simpatiza mucho con enfatizar el fundamento confesional de la Iglesia, ya que todos tenemos errores, y ¿quiénes somos nosotros para juzgar a otros? Un teólogo liberal una vez me dijo, con un aire todo formal, ‘teológico’, y serio, “Nuestras confesiones son importantísimas. Nos enseñan de dónde hemos venido como rama Reformada. Pero como expresión final de la fe, ¡jamás! Todos estamos de camino juntos descubriendo la voluntad del Espíritu de Dios”.

El meollo del asunto es que el liberal niega que haya “una verdad absoluta”. Para el liberal, la fe consiste en la experiencia del pueblo de Dios. Es por esto que en el mundo del liberalismo es perfectamente comprensible que la Iglesia confeccione credos opuestos en una época u otra. Como las circunstancias y experiencias cambian, la fe cambia. “Honran” las confesiones históricas, pero sólo como monumentos caducos de la experiencia pasada de la fe. Hoy es otra cosa. Y es por esto que los liberales están enamorados con la idea de nuevos credos. Y el lector verá que los nuevos credos liberales están girados mayormente hacia la experiencia y no hacia doctrina ni la defensa de la fe histórica del cristianismo. Pero Dios fue muy claro en la Biblia que no es la experiencia que define la fe, sino las Palabras “doctrinales”, “dogmáticas”, infalibles de Dios:

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 Pedro 1:19-21)

La Biblia misma rechaza el concepto que la fe consista en la experiencia u opinión humana:

“antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado” (Romanos 3:4).

“Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes” (1 Tes. 2:13).

En toda la Biblia encontramos la distinción total entre la Palabra de Dios, y las experiencias y palabras de hombres pecadores. El liberal confunde las dos cosas, fundamentando la fe en la experiencia y opinión del hombre caído.
La aparente “piedad” de los liberales puede engañar. Cuando era joven, tuve un profesor liberal. Claro, no se pasaba por muy liberal, porque daba clases en una universidad cristiana conservadora. Varios de nosotros sentíamos algo raro en sus clases de teología, pero no podíamos poner el dedo encima. Un día este profesor criticó la distinción que hace la teología clásica entre la “transendencia” de Dios, y la “inmanencia” de Dios. Después de la clase le pregunté con qué categorías debíamos sustituir las anteriores. Dijo con todo el peso y seriedad que admitía su Ph.d en filosofía y teología, “Es suficiente afirmar que Dios es Dios de pacto, y que es fiel. Es la única categoría que necesitamos”. Por un momento este profesor engañó al joven estudiante. ¡Pero no había aclarado nada! Las categorías de “fidelidad” vs. “trascendencia/ inmanencia” no son congruentes, y afirman diferentes cosas de diferentes aspectos teológicos. ¡Pero sonaba bien en el momento! Y hasta engaña a los incautos.

El liberal por lo general es experto en levantar una pantalla de humo para no tener que defender una fe confesional. Si ud. sospecha que se le están cambiando gato por liebre, probablemente lo están haciendo. Todo obrero está bajo la obligación de defender la fe, y de defender el rebaño contra la falsa enseñanza, y de enseñar “todo el consejo de Dios” (ver Hechos 20:26-32). Puede desenmascarar al liberal pidiendo que participe en defender con firmeza nuestra fe confesional.

Conclusión – A nadie le gusta buscar más problemas, ni ser un crítico de otros. Es por eso que muchos se callan, aún cuando sospechan que hay pastores o profesores que están comprometiendo la fe. Recordemos que tanto Jesús como los apóstoles tenían las palabras más duras para las personas que desviaban a otros. Y todos estamos bajo un mandamiento: “Probad los espíritus si son de Dios” (1 Juan 4:1).
El amor por el Evangelio de Jesucristo, por el rebaño del Señor, y por la fe de nuestros hijos, debe constreñirnos a tomar muy en serio los asuntos doctrinales en la Iglesia. Todos estamos bajo el llamado de Dios de guardar la pureza del Evangelio. El maestro liberal debe ser desenmascarado y removido de su puesto, ya que su teología es opuesta al fundamento santo del Evangelio. En Deuteronomio Dios dice claramente que probará a su pueblo permitiendo falsos maestros, para ver si amamos su Palabra por encima de falsos dioses de invento humano (ver Deuteronomio 13:1-4). Hoy Dios sigue probando su iglesia. En muchos lugares los que debieron vigilar sobre la Iglesia fallaron, y las consecuencias del liberalismo han sido totalmente desastrosas. ¿Qué haremos nosotros?

(Para ser continuado)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Masculinidad en crisis?

Por Guillermo Green

Hoy, 12 de marzo 2015, escuché opiniones opuestas en un mismo programa de Radio Universidad.  Uno de los participantes afirmó sin ambages que “La masculinidad no está en crisis”.  Pero un poquito más tarde otro participante (y todo el programa apoyaba su opinión) dijo “Los hombres están en crisis”.  ¿Cuál es la verdadera situación, entonces?

Radio Universidad con frecuencia toca el tema de la masculinidad.  Cada vez que puedo, escucho atentamente para una definición de la “masculinidad”, ya que soy hombre y me interesa conocer si soy masculino o no.  Pero una vez más el concepto de masculinidad elude al público – ¡y esto en boca de los expertos!  Si estos expertos no pueden definir la masculinidad, ¿quién puede?

Pero este es el punto más importante que posiblemente muchos oyentes ignoran:  ¿cuál es el punto de referencia?  Me siento defraudado que una y otra vez los locutores en estos programas no son más honestos y nos dicen cuál es su estándar, y punto de referencia.

Sabemos que el punto de referencia no es la biblia.  Ni siquiera mencionaron la biblia – aunque en otras ocasiones sí critican el cristianismo como en parte responsable de los problemas en que estamos.

Lo que tuvimos en este programa sobre la masculinidad fue una presentación muy fina del feminismo.  ¡Eso fue todo!   Las definiciones más claras de la “masculinidad” fueron:  el hombre debe escuchar a su esposa;  el hombre debe ayudar en el cuido de los niños;  el hombre debe olvidar que su papel primordial es proveedor.  Es más, admitieron que muchos hombres no consiguen un trabajo que paga suficiente como para sostener a la familia, PERO, no analizaron que parte de ese problema es la gran cantidad de mujeres en el mercado.  Si hay el doble de mano de obra, obviamente los salarios bajan.  Los locutores deben ser un poco más profesionales en sus analisis y no tan encerrados en su ideología como para ignorar ciertos elefantes en el cuarto.

La solución, según los participantes, es la construcción de una sociedad más “normal”  a través de hombres que pueden llorar, mostrar emoción, etc.  Para ello, se necesita una “de-construcción’ de lo viejo, y una nueva “construcción” del modelo de hombre – todo esto sin decirnos honestamente con base en qué fundamento quieren construir su nuevo modelo de masculinidad.

¿Soy yo el único loco?  Resumiendo el programa (de toda una hora), el mensaje era:    “¡Urge, urge! ¡Necesitamos urgentemente un nuevo modelo de masculinidad, pero no te voy a decir lo que es!  Sólo te puedo decir que está bien que llores…”   Por favor…

Una vez más hay gato por liebre.  El feminismo pagano se promueve en nombre de “construir una nueva masculinidad”.   A veces siento una pequeña molestia que los supuestos profesionales y científicos de Radio Universidad traten a sus oyentes como si todos fuéramos tontos, cuando sólo algunos son tontos – ¡los que se tragan sus propagandas mal-disfrazadas!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Qué pasó con la masculinidad?

por Guillermo Green

Por lo menos se está levantando la inquietud.

Todo país tiene una o más universidades reconocidas como formativas para su sociedad.  Cambridge en Inglaterra, Harvard en EEUU, y la UCR en Costa Rica.  De hecho, nuestro actual presidente ha sido catedrático de la UCR, y podríamos decir que muchos de los que quieren forjar la sociedad costarricense participan de la cultura de la UCR:  políticos, sociólogos, profesores, psicólogos y economistas.

Y hay un curioso interés en el tema de la “masculinidad” de parte de los arquitectos de la sociedad.  Y es porque en alguna medida perciben que las personas que deben exhibir la cualidad de masculinidad no lo hacen.  Hoy escuché otro programa en la Radio Universidad sobre el tema de la masculinidad.  Desafortunadamente no escuché todo el programa, que duró casi una hora.  Pero escuché lo suficiente.

DEFINICIONES:  ¿Qué es la masculinidad según nuestros compañeros no-cristianos?  Nunca he logrado escuchar una definición clara.  Casi siempre defninen la masculinidad en términos de lo que NO es:  no es practicar la violencia, no es machista, y ciertamente NO ES PATRIARCAL (aquella némesis de los afeminados modernos).  En todas las ocasiones que he escuchado este tema en Radio Universidad, las únicas afirmaciones positivas sobre qué es la masculinidad tiene que ver con “cuidar a los hijos”, “escuchar a la mujer”, y “expresar nuestros sentimientos”.  Lo que surge a la mente es: “¿en qué se diferencia la masculinidad de la feminidad?”

PREOCUPACIÓN:  Pero el que pone atención al discurso de nuestros amigos se dará cuenta de algo ominoso.  Una y otra vez retornan a un tema: “el poder”.  Entretejan el tema de “poder”, mezclándolo con los otros temas.  De la nada insertan el “uso de poder”, o “el temor del poder”, o “el deseo de poder” en los otros temas.  No sólo los sociólogos comunistas están obsesionados con las estructuras de poder. Lo están todo pensador no-cristiano que quiere poder.  Debe preocupar a cualquiera el esfuerzo monstruoso que se está haciendo por afeminar a los hombres.  ¿Será que consciente o inconscientemente buscan moldear a una sociedad incapaz de oponerse a unos pocos sedientos del poder?

TRATANDO EL SINTOMA EN VEZ DEL MAL:  El esfuerzo por afeminar a los hombres tuvo éxito.  Los mismos sociólogos hoy reconocen que los muchachos varones están perdidos.  Las jóvenes a menudo son más claras en su proyecto de vida, mientras los jóvenes parecen estar perdidos, sin defninción.  Todos bebieron profundamente (querer o no) del veneno feminista que chorrea desde todas las fuentes posibles.  Ahora el jóven no sabe para qué sirve.  Su psique y su mente le dicen que no es mujer, pero le han enseñado que debe comportarse como mujer, debe sentir como mujer, debe actuar como mujer, debe llorar como mujer.  Los compañeros de Radio Universidad nos dicen que el problema de los varones es que “nunca nos dejaron llorar”.  Esto ha producido la violencia en los hombres.  Esto ha producido las borracheras en los hombres…   (No estoy mintiendo, puede buscar la grabación si quiere).

Además de lo absurdo (por no usar otro término) de  estas afirmaciones, sólo dilucida lo perdido que están los que desean dirigir la sociedad.  Si no pueden definir en lo más mínimo lo que ES la masculinidad a diferencia de la feminidad, y si creen que los males del hombre provienen de no haberle dejado llorar y dar rienda suelta a sus emociones, ciertamente no podemos esperar que sus soluciones acierten.

Mensaje a todo padre:  ¡Guarde su hijo de estos ‘salvadores’ de la sociedad!  Si su hijo ya fue ‘salvado’ del patriarcalismo bíblico, le toca una tarea ardua des-programarlo y re-programarlo según el diseño de Dios nuestro Padre.

PD – CLIR estará subiendo pronto el video de la conferencia sobre “Masculinidad y Feminidad” por Ludgero Bonilha.  Búsquelo en la página de CLIR (http://www.clir.net/videos.html) o en el Facebook de la Editorial CLIR.

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Doctrina, Iglesia, Teología, Uncategorized, Vida cristiana

Homofobia vs. Cristofobia?

por Guillermo Green

Otra vez los promotores de “justicia social y derechos para todos” manifiestan lo que realmente son:  represivos, extremistas, intolerantes, enemigos de la libre expresión tan céntrica para toda democracia, y sobre todo, enemigos de la fe cristiana.  El ex-candidato a la presidencia de Costa Rica,  don José María Villalta, ha introducido un Proyecto de Ley que radicalizaría el Artículo 380  del Código Penal, Ley número 4573.  La ley mencionada   protege a los ciudadanos de la discriminación basada en raza, religión, y sexo.  Pero Villalta considera que no es suficiente.

¿Qué propone don José María Villalta?

Según su Proyecto de Ley, Expediente #19.062, Villalta pretende proteger toda persona de la  discriminación por: “consideraciones raciales, étnicas, culturales, religiosas, políticas, gremiales o filosóficas, de edad,
idioma, origen nacional o social, situación económica, estado civil, sexo, orientación o identidad sexual, estado de salud actual o futuro, discapacidad o cualquier otra característica física o genética”.  Y para Villalta, ¡”proteger” es “proteger”!  Los violadores de esta ley deben ir presos por uno a tres años.

Pero hay más.  La “discriminación” incluye no sólo actos y palabras, sino cualquier material impreso que pudiera ser juzgado como discriminatorio.  Su ley enviaría preso a aquella persona que “… produzca, elabore, posea con la finalidad de distribuir, facilite a terceras personas el acceso, distribuya, difunda o venda documentos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o
indirectamente al odio, hostilidad, discriminación…”

Pregunta #1 para don José María: ¿Quién determina si el contenido es idóneo para ‘fomentar, promover, incitar, etc…?’

Pregunta #2: Seamos directos y honestos.  ¿La Biblia califica como ‘material que incita al odio’?

Este es el punto.  En primer lugar, todo el discurso de “odio” está enmarañado en conceptos contradictorios.  ¡Decepciona la falta de lógica de uno que aspiraba gobernar a un bello país!  Una cosa es despedir a alguien por ser negro. Esto es claramente “discriminación”.   Otra cosa es discrepar con una posición religiosa sostenida durantes milenios, como por ejemplo la definición del matrimonio tal como la Biblia lo presenta.  Esto se llama “religión”, y nuestra democracia siempre ha protegido la libre expresión, y protege la práctica de la religión.  Pero cuando utilizamos el “discurso de odio” como un bozal para que una “religión” (atea) tenga el único derecho de hablar, y otra “religión” (cristiana) tiene que ir preso si habla, esto ¡no es proteger la libertad, sino volvernos totalitarios!   Sea cual sea la posición final de un país, si se logra su meta a través de callar y echar preso a los que hablen en contra, puede ser que “ganó” alguna victoria para un sector, pero se perdió muchísimo más: cuando la libertad de expresión se censura con prisión y multas se ha entregado lo que los hombres más estiman, su libertad.  Nadie debe trocar la libertad de expresión por ningún “beneficio” a corto plazo.  De hecho, la libertad de Villalta de pedir prisión es una libertad garantizada por los que él aborrece.  ¡Qué ironía!

Segundo.  Ahorita el paganismo violento quiere el control sobre la sociedad.  Muchos ciudadanos incautos están creyendo su mentira de “paz, armonía, y tolerancia”.  Pero la ignorancia siempre tiene su costo.  Hitler pregonaba prosperidad, paz, y unidad para el pueblo alemán, e introdujo la peor pesadilla de toda su historia.  Los bolsheviques prometían armonía, unidad, prosperidad para todos (con la excepción de los cristianos) e introdujeron la peor etapa de la gran Rusia en toda su historia, a la cual NADIE quiere volver.  El mensaje y las tácticas de Villalta son el mismo disco rayado, pero con una diferencia importante, muy triste.  La agenda homosexual está siendo utilizada como arma para socavar con violencia al fundamento Católico y Cristiano de Costa Rica.  Porque los paganos saben que el impulso sexual es un arma facilmente manipulada.  Y los jóvenes que tanto Villalta promueve (proponía que jóvenes de edad de 16 años sirvieran en las Municipalidades) son la “comida de cañon” para la causa pagana.

¿Quién les está diciendo a los jóvenes, inducidos a practicar y promover el homosexualismo, la verdad sobre este estilo de vida?  ¿Villalta les va a decir que los índices de enfermedades venéreas, depresión, uso de drogas, abuso de alcohol, tendencia al suicidio, problemas emocionales son más altos en la población homosexual que la población heterosexual?  ¿Villalta les va a decir que el promedio de tiempo que dura una “unión ” homosexual es 3 años, y que están destinados a una vida vacía, de abandono tras abandono?

Los promotores de la “diversidad sexual” acusan a los cristianos de ser “homófobos”, pero ya conocemos estas tácticas politizadas.  Los que no quieren o no pueden dar razones con sustento, tiran barro.  Podríamos llamarlos “Cristófobos”, y posiblemente estaríamos más cerca de la verdad.  Pero tampoco ganamos nada con insultarnos unos a otros.

Hay dos puntos importantes.  El primero es: Defender la libertad de expresión.  Toda DEMOCRACIA depende de esta libertad, porque cuando ya no la hay, el que tiene más poder define quién puede expresarse.  Sin libertad de expresión lo único que nos espera es el totalitarismo. Robespierre, el político francés, quien al principio se oponía a la pena de muerte y luchó a favor de la “justicia social para todos”, luego  promovió ejecuciones en masa para sus ideales en la Revolución francesa.  Como cabeza del “Comité para la Salvación Pública” (¡ojo qué nombre!) cometió agravios tan extremos que él mismo cayó bajo la guillotina que había decapitado a tantos de sus enemigos.  Muchos vuelven ojos ciegos y oídos sordos a la voz de la historia, y por eso es necesario que siempre se repita.

Segundo: La verdadera lucha es contra Jesucristo.  Los que odian la religión bíblica camuflan sus “Proyectos de ley” con frases en favor de la “religión”, pero es claro que UNA religión quedará excluída, la religión bíblica y cristiana.  Porque es obvio que un país no puede promover tanto el homosexualismo y la fe bíblica a la vez, porque son antitéticos.  Los liberales heréticos (Luteranos liberales, Episcopales, Presbiterianos liberales) no hablan ni por el cristianismo ni por la Biblia, sino que se oponen a todos sus postulados principales.  La verdad es que ninguna lectura responsable puede hacer que Dios en la Biblia apoye lo que prohíbe claramente.  Aunque el ateo homosexual Elton John nos diga lo que Jesús “hubiera hecho” (apoyar el matrimonio gay, según él, ver  http://www.theguardian.com/music/2014/jun/29/elton-john-jesus-supported-gay-marriage), la verdad es que Jesús apoyó lo que su Padre había establecido desde el principio:   “(Jesús) les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo,  y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?  Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre (Mateo 19:4-6 ).

El matrimonio heterosexual monógamo refleja la relación de fidelidad y compromiso entre Dios y el hombre.  Dos seres diferentes pero “hechos el uno para el otro” define tanto la relación entre Dios y el creyente, y el esposo y su esposa (ver Efesios 5).  Por eso el Nuevo Testamento usa el matrimonio para definir la relación entre Cristo y la Iglesia.  Es una relación de personas diferentes pero complementarias que están unidas en una relación de fidelidad y compromiso – ¡para siempre!  Esta religión es la que rechazan los paganos.   Rechazan al Dios de la Biblia porque no quieren serle “fiel” incondicionalmente a ningún otro ser, y rechazan el concepto de “sumisión” al Creador y su Ley.

La verdad detrás de todos estos esfuerzos no es ni homofobia ni Cristofobia.  Es el deseo por la paganización de la sociedad.  Es ahí que se debe librar la batalla.  El sólo hecho de considerar “seriamente” la propuesta de Villalta es muestra del desmoronamiento costarricense de su libertad que tan férreamente ha defendido en el pasado.  Hoy estoy triste.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized