Archivo de la categoría: Ecologismo

¡Esto lo cambia todo!

 

cambia

7 de marzo del 2017, por E. Calvin Beisner

El “consenso” de la ciencia del clima ha dado por sentado durante décadas que la gran mayoría del aumento de la concentración atmosférica de dióxido de carbono (de alrededor de 280 partes por millón en volumen [ppmv] antes de la revolución industrial a alrededor de 400 en la actualidad) ha venido de la quema de combustibles fósiles para producir energía. En ese supuesto, los científicos en “consenso” han alegado que la actividad humana ha impulsado la totalidad o la mayor parte del calentamiento global durante ese tiempo.

La mayoría de las críticas de ese pensamiento se han centrado en la “sensibilidad climática”: ¿Cuánto de este calentamiento proviene del CO2 atmosférico añadido, con “escépticos” que optan por la “sensibilidad del clima” en el rango de 0,5 – 2,0 grados centígrados, mientras los “alarmistas” optan por 1.5 – 4.5 o incluso más. Estudios más recientes se inclinan cada vez más hacia el rango inferior ya que notan que el calentamiento observado ha sido considerablemente menor de lo previsto.

Pero ¿qué pasa si menos del aumento del CO2 proviene de la actividad humana? Si eso es así, entonces la contribución humana al calentamiento global sería mucho menor también; sin importar cuál resulte ser “la sensibilidad del clima”.

¿Y si el CO2 agregado a la atmósfera permanece allí no por cientos de años, sino solo unos cuantos? Eso también reduciría la contribución humana al calentamiento global.

human-contribution-to-atmospheric-CO2-increase-4-percent.jpg

Esa es la implicación de un nuevo artículo en Global and Planetary Change (Cambio Global y Planetario) por Hermann Harde, “Escrutinando el ciclo del carbono y el tiempo de residencia del CO2 en la atmósfera”, que llega a la conclusión de que la actividad humana ha contribuido solo el 4% del total de CO2 en la atmósfera y el 15% del aumento del ~120 ppmv en la concentración de CO2 desde la revolución industrial, y ese CO2 que se ha añadido a la atmósfera permanece allí por solo unos 4 años.

Aquí está el extracto:

Los científicos del clima presumen que el ciclo del carbono ha perdido el equilibrio debido al incremento de las emisiones antropogénicas provenientes de la combustión de combustibles fósiles y el cambio del uso del suelo. Esto se considera responsable por el rápido aumento de las concentraciones de CO2 en la atmósfera en los últimos años, y se estima que la eliminación de las emisiones adicionales de la atmósfera se llevará unos pocos cientos de miles de años. Dado que esto va de la mano con un aumento del efecto invernadero y un mayor calentamiento global, una mejor comprensión del ciclo del carbono es de gran importancia para todas las futuras predicciones sobre el cambio climático. Hemos analizado críticamente este ciclo y hemos presentado un concepto alternativo, para el que la absorción de CO2 por los sumideros naturales escala proporcionalmente con la concentración de CO2. Además, consideramos las tasas de emisión y absorción naturales dependientes de la temperatura, por lo que pueden explicarse las variaciones paleoclimáticas de CO2 y la tasa real de crecimiento de CO2. La contribución humana a la concentración actual de CO2 se encuentra que es un 4,3%, su fracción al aumento de CO2 durante la era industrial es del 15% y el tiempo medio de permanencia de 4 años.

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Ecologismo

El neo-marxismo usa el agua para promover su agenda

por Guillermo Green
10/2016

A todos nos interesa tener agua limpia y suficiente. Yo he tratado de informarme sobre este tema, y he colaborado con esfuerzos por proveer mejores condiciones de agua y salud humana. Por eso me interesó el tema recientemente en Radio UCR sobre el agua.

Los expositores pertenecían a una alianza centroamericana a favor de programas de agua. No capté si eran parte de instituciones formadas por los gobiernos, o una ONG. El punto es que después de una hora escuchando sus “soluciones” ¡no habían ofrecido ninguna! Si son nuestros impuestos que apoyan a esta gente, nos “están bailando” (un tiquismo por decir “nos están estafando”). Punto.

Lo que escuchamos fue una hora de propaganda neo-marxista tan trillada y aburrida que me pregunto cómo esta gente no se cansa de oirse a sí mismos. No sé cuantas veces repitieron “conflicto”, “estructuras de poder”, “comprender las causas de conflicto”, etc, etc, etc. Sin ofrecer ninguna solución a mejorar las fuentes de agua para zonas necesitadas, presentaron un cuadro como si fuera una guerra clandestina contra “minorías” e “indígenas” ¡para privarles de agua!

Ya aburre los discursos sobre “modelos económicos que no facilitan la participación de todos”. Queremos escuchar soluciones reales, concretas, no discursos comunistas que no llegan a nada.

Sí se llegó al punto verdadero del programa. No era ofrecer soluciones para el agua. Era hacer un llamado para la revolución neo-marxista. Cuestionaron los “modelos de la democracia actuales” (entiéndase – ¡necesitamos una revolución marxista!). E hicieron un repitido llamado para la “visibilización de las comunidades locales” (entiéndase ¡a la marcha! ¡A la calle! Parece que piensan que la marcha marxista es algún tipo de baile religiosa que procura lluvia de la Pachamama de forma mágica).

Como siempre, los indígenas y campesinos son los preferidos sujetos para la revolución. Yo no niego que las desigualdades y políticas injustas de los gobiernos hacen que estas poblaciones tengan descontento legítimo para con sus gobiernos. Pero creí que el tema era el agua. Si la única solución que nuestros locutores pueden ofrecer para resolver problemas de agua es una marcha de protesta, ¡alguien está botando su dinero en apoyarlos! Sólo espero que no sean impuestos del pueblo.

La persona entrevistando a los de la Alianza les hizo al puro final del programa una pregunta importante: “¿Qué papel debe jugar el sector privado en solucionar los problemas de agua”. Los salvadores del pueblo no pudieron dar ninguna forma en que el sector privado podría contribuir a soluciones. Dijeron que “sí” podían ayudar – y esto fue ¡todo lo que se dijo! A penas afirmaron un “sí”, dijeron “pero hay que dar lugar para la justicia ambiental” (entiéndase la revolución neo-marxista).

Y así ad nauseam las universidades, ONG’s, y “alianzas” destruyen toda capacidad de pensar, aplicando un lavado de cerebro para el pueblo adormecido, saqueando los cofres públicos con reuniones sin fin pero también sin ningún fruto ni resultado. Perdón, sí hay fruto: una grotesca distorsión al problema para una respuesta aún más vulgar. El fruto es conflicto, lucha, marcha, víctimas y dinero desperdiciado.

Quiero que el lector entienda mi frustración. Tengo un muy buen amigo que colaboró con 120 personas durante siete años, desarrollando un verdadero proyecto para proveer agua potable y a la vez ¡resolver la deuda de Costa Rica! Participaron estudiantes de la universidad, ingenieros, economistas, pensadores y otros. El plan consistía en colocar plantas para filtrar y tratar el agua de los ríos más limpios de Costa Rica. El agua sería vendida a precio razonable (actualmente el agua es vendida en Costa Rica por el monopolio gubernamental Acueductos y Alcantarillados). No sólo se proveería mucha agua para muchas personas, sino que el plan proyectaba que dentro de 25 años toda la deuda interna y externa se pagaría, y Costa Rica podría llegar a ser el primer país en que no se cobraba impuestos.

¿Cuál fue el resultado? Las 6 personas que presentaron el proyecto a representantes del gobierno fueron arrestadas y encerradas por 24 horas. ¡Por presentar un proyecto saludable para el país y sus ciudadanos! Obviamente ahí murió un plan concreto y viable para resolver múltiples situaciones sociales. Cada uno puede opinar sobre los motivos del arresto; los participantes no tienen idea alguna excepto lo obvio: “no procedan más con esto”.

Este mismo amigo mío elaboró un plan de captación y filtración de aguas pluviales y aguas internas para el Colegio Monseignor Odio en Desamparados. El proyecto proponía utilizar estas aguas para los inodoros del colegio (que tiene una población estudiantil significativa). Los ahorros anuales serían multi-millonarios (hasta 60 millones de colones, y ¡mucha agua!). ¿Sabe qué? No fue aprobado el plan. El gobierno prefiere seguir gastando agua y cobrando al colegio.

En el año 2004 este mismo ingeniero elaboró un sistema de captación de aguas pluviales para una fábrica que ahorraba mucha agua y dinero a la fábrica. El Ministerio de Acueductos y Alcantarillados de Costa Rica ¡iba a cerrar la fábrica! Cuando notaron que había bajado significativamente el consumo, llegaron para cerrar la fábrica, por más increíble que parezca. Se logró probar que nada ilegal se había hecho, y evitaron el cierre y pudieron seguir trabajando.

Mi punto es esto. Mientros los neo-marxistas procuran organizar marchas y protestas, el problema de fondo en este caso muy concretos es simplemente que el gobierno quiere seguir vendiendo el agua a sus ciudadanos a precios inflados y con impuestos de venta. Ganan un porcentaje de utilidad sobre cada litro, y con eso mantienen sus burocracias infladas. Además, los neo-marxistas no ofrecen soluciones concretas y viables como lo han hecho estos otros individuos.

Lo que necesitamos son proyectos viables que el gobierno adopte. La solución no es marchas, conflicto, y el esfuerzo por producir ‘víctimas’. La traba es el mismo gobierno que está financiando estas alianzas, colaborando con los ONG’S y comités que sólo gastan dinero sin producir resultados. La traba son los zánganos que chupan fondos públicos y privados haciendo nada. Tenemos gobiernos con doble cara. Estos comités, ONG’s y “alianzas” para el ambiente son simplemente un brazo de los gobiernos para disfrazar sus acciones, y para desviar la atención de la realidad. Si los que participan en estos cuerpos no lo reconocen, son demasiado ingénuos y no sirven para formar parte de asuntos importantes. Si lo saben, son pillos robando el dinero de sus salarios.

Por lo menos en Centroamérica, resolver las condiciones de agua es relativamente fácil. Dios nos ha bendecido con algunos de los países más ricos en agua del mundo. Es un verdadero crímen que sectores de Centroamérica tengan escasez de agua potable. Pero el discurso neo-marxista no sólo no provee soluciones reales, sino levanta toda una pantalla de humo que oculta y obstruye verdaderas soluciones al problema. Son los verdaderos enemigos de las poblaciones que dicen defender. Que Dios nos levante verdaderos defensores de la patria que no sólo sepan ofrecer soluciones reales y viables, sino que las puedan poner en práctica.

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Crítica, Cultura, Ecologismo, Teología

La corrupción y la Iglesia

por Guillermo Green

Hace unos días el teólogo y filósofo Vishal Mangalwadi visitó a Costa Rica, e impartió varias conferencias, tanto a pastores como a grupos públicos.  A los cristianos advirtió que un falso Evangelio individualista, de sólo “salvar almas”, ha creado  falsas iglesias, que en nada están contribuyendo a un Evangelio sano, ni transformando sus sociedades.

La Reforma Protestante del siglo 16 se fundamentó sobre la lectura seria y completa de la Palabra de Dios.  En la biblia, los Reformadores encontraron a un Señor soberano que recrea a su pueblo con su Espíritu poderoso, para honrar su Nombre en todas sus actividades; no sólo en el culto los domingos.  También estaban convencidos por la Palabra que la aplicación de la Ley de Dios traería profundas bendiciones a su nación y a las generaciones venideras.  Es por eso que vemos en la historia cómo la Reforma tuvo un impacto explosivo sobre:  la Iglesia, la familia, la economía, la literatura, la política, las artes, y la libertad en todas las esferas.

¿Por qué Latinomaérica no está experimentando este tipo de reforma en nuestras sociedades?  ¿Por qué nuestras sociedades se hacen más y más corruptas y violentas?  Un estudio que leí hace poco afirma que la cantidad de dinero extraído de los países Latinoamericanos y guardado en bancos afuera sería suficiente para levantarlos a un nivel superior del mundo.  Las cifras de dinero robado entre 2003 y 20012 (¡de lo que se sepa!) que ha SALIDO de los países son las siguientes:

México – 514 mil millones de dólares US

Brasil –  217 mil millones de dólares US

Costa Rica – 94  mil millones de dólares US

Aruba –  82  mil millones de dólares US

Panamá – 48  mil millones de dólares US

Chile – 45  mil millones de dólares US

Etc, etc.  El Salvador tiene la menor cantidad, con ‘sólo’  7.9 mil millones $ US

Cita:   http://www.theglobalist.com/latin-americas-corruption-crisis/

Es imposible imaginarnos lo que nuestros países serían sin tal magnitud de robo.  Es obvio que esta saqueada está empobreciendo a todas nuestras naciones.  La pregunta para nosotros es:  ¿Dónde están los cristianos?  En muchos de los países la población de evangélicos supuestamente supera 20 – 25%.   La otra mayoría es Católica.  Ya sabemos que no podemos contar con la religión Católica para liberar a ninguna sociedad.  Roma ha mantenido a sus sociedades en abyecta pobreza porque no permite que la biblia libere a individuos ni a sociedades.  Su religión jerárquica es estructuralmente opresiva, sujetando a los hombres a otros hombres, en lugar de liberarlos para servir a Dios libremente.

Pero ¿qué pasa con las iglesias Protestantes?   No vemos el impulso de reformar la vida, la religión y la sociedad entera que se dio en el siglo 16.  No vemos el afán por la justicia, la libertad, la equidad.  Creo que podemos señalar los siguientes factores:

1) El Dispensacionalismo – esta corriente de teología (recordemos Hal Lindsay y su libro “El último gran planeta Tierra”;  recordemos el papel que jugó las notas de ciencia de ficción de la Biblia Scofield) se apoderó de gran parte del sector evangélico.  Durante muchos años en Costa Rica había un programa radial llamado “¡Escapa por tu vida!” pregonando el rapto inminente.  La iglesia debía preocuparse por una sola cosa – “salvar” tantas almas podía (consiguiendo una oración verbal de aceptación) y tratar de no estar practicando algún vicio (bailar, fumar, beber, fornicar) cuando sucediera el rapto.  El Dispensacionalismo produjo todo lo contrario de un concepto participativo en la sociedad, y creó iglesias extremadamente escapistas.  Después de centenares de predicciones fallidas de sus “profetas”, estas iglesias no han sabido recapacitarse, y simplemente se han vuelto clubes evangélicas insignificantes.  Ni salvan almas ni se fueron en el rapto.

2) El movimiento de “Guerra Espiritual” promovido por C. Peter Wagner y muchos de los falsos “apóstoles y profetas” sustituye el poder del Evangelio por la magia pagana.  Creyendo poder romper el poder del diablo con reprender y declarar victoria, no enseñaron los principios de la Ley de Dios, ni motivaron a sus iglesias a estudiar la biblia.  La ignorancia bíblica en sus congregaciones sigue siendo igual de lo que era en la iglesia de Roma en el tiempo de Martín Lutero.  Como muchas de las iglesias pentecostales y neo-pentecostales absorbieron estos elementos, no han sido un factor formativo en la sociedad a pesar de ser una mayoría entre las iglesias evangélicas.  Cuando de repente se les ocurre “meterse en la política”, toma la forma de marchas alocadas u otro alboroto sin fruto.  Más bien han dejado mal testimonio.

3) La falsa teología de la “prosperidad”, difundida de forma suprema por el canal televisivo “Enlace”, convierte el Evangelio en “prosperidad personal”.  Esta teología es el extremo opuesto del Evangelio bíblico que bendice naciones enteras. Convierte la codicia y el egoísmo en “fe”, a Cristo en un mago, y al pastor en gurú.  Pocas corrientes religiosas han sido tan nocivas en la historia.  Ultimamente los de “guerra espiritual” se han unido a los de la “prosperidad”, afirmando que es la voluntad de Dios “trasladar las riquezas del mundo a la iglesia” para que los cristianos reinen.  ¡Da miedo pensar que algunas de estas personas gobernaran!  ¿Se puede imaginar a Cash Luna gobernador de su país?

4) El amor a la ignorancia está impidiendo que la Iglesia Protestante se levante, y más bien la está estrangulando.  Los norteamericanas tienen un decir “Ignorance is bliss” (La ignorancia es sublime felicidad).  El que no sabe nada no se preocupa, ni se aflige, ni se esfuerza.  Este mal ha sobrecogido a muchas iglesias.  Sus líderes, y por ende sus congregaciones, no quieren saber casi nada para no sufrir ninguna incomodidad.  En mis viajes a diferentes países en Latinoamérica, me entristece sobremanera ver y escuchar el paupérrimo interés y conocimiento ¡por todo! de parte de muchos líderes.   Por todos lados el paganismo moderno avanza:  por medio del ambientalismo ateo;  el movimiento LGBT toma más terreno en la política;  la educación cede al paganismo;  los políticos legislan leyes anti-bíblicas;  la corrupción, la violencia, y la ruptura familiar asedia la sociedad.  Además de estos factores sociales, las falsas corrientes teológicas atacan a la verdad bíblica:  el liberalismo modernista; las teologías mencionadas arriba, etc.   Sin embargo, ¿cuántos líderes se sientan cómodos en sus parroquias en la ‘sublime felicidad’ del desconocimiento general?

5) El mundo en la iglesia.  Con esto no me refiero a ciertas prácticas de conducta que muchas veces se tildan de “mundanas”, aunque estas cosas con certeza se dan.  Me refiero más bien a la falta de una mente crítica que simplemente absorbe lo que el “mundo” nos dice.  Con esta mentalidad no-crítica, millares de cristianos se tragaron un abientalismo no sólo falso, sino netamente pagano:  los “derechos” de la madre tierra Gaia.  La falta de una mentalidad crítica y bíblica ha contribuido a que muchos cristianos sean arrastrados por corrientes políticas de su alrededor, repitiendo como loras alguna frasecita bíblica que justifica, según ellos, una agenda distante a la visión bíblica para el Estado.  Este espíritu no-crítico ha permitido a padres cristianos seguir enviando a sus hijos a escuelas públicas tomadas por completo por la pseudo ciencia (la evolución), la pseudo economía (el neo-marxismo), el pseudo nacionalismo (valores fundamentos sobre nada), y sobre todo la pseudo educación (sea el constructivismo, lacanismo-freudianismo, conductismo u otro).  Mientras hay más mundo dentro de la Iglesia que Evangelio, la Reforma no puede llegar.

Pastor tras pastor manifiesta un frío desinterés en las cosas importantes que atañen la vida presente y futura de su grey, y aún podría señalar de “fanático” a algún miembro de su iglesia que pide que se le preste atención.  El nivel de lectura entre los líderes debe ser mucho mayor.  El empeño vertido en sus sermones debe reforzarse mucho.   El análisis cultural y la aplicación del Evangelio debe ocupar su atención.

El próximo año muchas iglesias celebrarán los 500 años de la Reforma Protestante.  En Latinoamérica aún no hemos tenido una Reforma.  ¡Pidamos a Dios su misericordia!

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Doctrina, Ecologismo, Iglesia, Teología

“¡Julio fue el mes más caliente de la historia!” ¿Y …?

E. Calvin Beisner

Los medios masivos en todo el mundo nos reportan con voces casi sin fuerzas que los científicos han confirmado que el mes de julio, 2016, fue el “más caliente” de todos los años desde 1880 (o como reportó CNN equivocadamente – “¡jamás visto!”). Y – “los meses de verano serán MAS calientes aún”. ¡Arrepientanse! ¡Se acerca el fin!

O tal vez no. Considere por favor:

Primero, para la mayor parte de la tierra ni siquiera existían datos de temperatura sobre la tierra o sobre el mar hasta los años 1960. De modo que es imposible hacer cualquier afirmación precisa acerca de temperaturas globales.

Segundo, hasta 1979 (cuando se podía medir con satélites), los datos para temperaturas no venían de lugares representativos para toda la tierra, haciendo aún más cuestionable cualquier afirmación dogmática.

Tercero, las organizaciones NOAA y NASA se han ocupado de una tarea de “purificación” o “armonización” de los datos durante los últimos años, con el resultado sospechoso de que casi todas las temperaturas anteriores sean bajas, y con las temperaturas recientes más altas. El resultado es un aparente aumento en temperaturas globales. Este proceso de armonización está ocultando los datos, por ejemplo, de temperaturas tomadas en los EEUU durante los años 1930, que eran mucho más altas que hoy, y fue un período de mas días con temperaturas record que el presente. Los datos para el resto del mundo son mucho menos completos y precisos que las medidas tomadas en EEUU, y aún estos no son tan precisos. Todo esto relativiza los gráficos que nos presentan.

Cuarto – de acuerdo a los datos de satélite, que son los más precisos, estas afirmaciones son simplemente falsas.

La afirmación es que julio fue el “mes más caliente” desde 1880. Ni siquiera están diciendo que fue el “julio” más caliente, sino el ¡“mes” más caliente! Esta afirmación tan generalizada es mucho más fácil de refutar, que si hubieran afirmado “fue el julio más caliente desde 1979″.

Aquí están las anomalías en temperatura para julio de acuerdo a los datos de satélite (UAH) para el período 1981-2010 (en celsius) [ver todos los datos en: http://www.nsstc.uah.edu/data/msu/v6.0beta/tlt/uahncdc_lt_6.0beta5.txt ]

Podemos ver que julio 2016 ni siquiera es el “julio” más caliente solamente desde 1979. El mes record fue julio del 1998 – un año más caliente por la misma razón que 2016 es caliente – un efecto de El Niño particularmente fuerte.

Con todo, no tengo objeción con decir que julio 2016 es el julio más caliente, ni tampoco que el más caliente desde 1880, porque no es importante. ¿Sabe por qué?

1. En las primeras décadas de los 1800’s, el mundo estaba saliendo de la Pequeña Edad de Hielo. Cuando esto ocurre, hay seguridad matemática que las temperaturas subirán hasta nivelarse; o siguen subiendo hasta que comienzan a descender. Temperaturas ‘record’ no son ninguna sorpresa.

2. El márgen real en que julio 2016 sobrepasa a los otros meses “record” es tan minúscula que simplmente no puede tener ningún impacto para ningún ser humano ni otra forma de vida en el planeta.

3. La diferencia máxima entre los meses de julio “más fríos” y los “más calientes” es de 1.2 celsius, y apuesto que no puede encontrar a nadie que se pasa de un cuarto de 15 grados celsius a un cuarto de 16.1 celsius que digan “¡qué caliente es este otro cuarto!” Tal vez noten que está “levemente más caliente”, pero una gran parte de la retórica sobre esta controversia es muy exagerada.

4. La diferencia real entre julio 2016 y el próximo más caliente, julio 2010, es 0.06 C. Este monto no es ni siquiera palpable humanamente, sólo calculable científicamente. Y si se toma en cuenta el márgen de error, ni siquiera juega como factor significante.

¡Ah! Pero los científicos dicen que los próximos julios ¡serán más calientes!

¿Debemos creerles? O esta gente tienen una bola de cristal, o reclaman inspiración divina (cosa un poquito difícil para los ateos entre ellos), o están hablando tonterías. Nadie sabe lo que serán las temperaturas. Aún el IPCC afirmó, en su Tercer Reporte, “El sistema climático es un sistema caótico, no-lineal, y por lo tanto es imposible predecir estados climáticos a largo plazo”.

Nos dicen que los futuros meses de julio “sólo” serán “más calientes”. Esto quiere decir que las sube y bajas en temperaturas de los últimos 37 años registradas por satélite, pararán. ¿Ud. cree que esto es muy probable? Están diciendo que SOLO subirán las temperaturas cada año ¡indefinidamente! No habrán más “mini Edad de Hielo” causadas por los mínimos solares, ni ciclos glaciales causados por ciclos Milankovich, ni ninguna otra cosa semejante. ¿Esto le parece muy probable?

No hemos terminado. ¿Cómo encaja la anomalía de este julio dentro de la historia más ámplia de temperaturas globales? (Imagínese si se planteara la pregunta así, en lugar de las exageraciones asustadoras de “¡mes más caliente de toda la historia!”). Y todo depende de dónde quiere empezar. Para el registro satélite, ud mismo tiene el registro entre manos (arriba mencionado) y puede ver por sí mismo. Casi no hay nada significante. Para las temperaturas de tierra y mar desde 1880, sí, hay un incremento más o menos en un 1 grado celsius desde el comienzo de este periódo. Pero ¿qué es lo importante de esto? Las temperaturas oscilan 10 o 20 veces esa cantidad en cualquier día normal en muchas partes del mundo, y hasta 60 a 80 veces entre verano e invierno.

Desde el final del último periódo glacial (hace ~18.000 años), es mucho más caliente (¡gracias a Dios!), pero mucho más frío que el “Holocen Climate Optimum” (hace ~9.000 a 5.000 años) y probablmente más frío que el ciclo Minoan (hace ~3.000) y el Romano (~2.000). Estos ciclos eran calientes. Nuestra actual temperatura con seguridad es más frío que el “Medieval Warm Period” (Periódo Medieval caluroso) en los años 950-1250 d.C.

Finalmente, el debate sobre el alcance de la contribución humana al calentamiento global es totalamente irrelevante. Una diferencia de 0.06 celsius sigue siendo lo mismo si un ser humano encendió su estufa hace un segundo, o si es producido por ciclos solares y oceánicos, o el aumento de CO2 durante los últimos dos siglos.

Todos los argumentos empleados que relacionan el aumento de temperatura con el aumento de CO2 son “falacias de afirmar el consecuente” ( si x, entonces y; y así que x). Es una falacia porque puede haber otros factores que sólo “x”. Y en este caso sabemos con certeza que existen muchísimos otros factores que causan calentamiento global aparte de CO2.

Mi consejo: estése tranquilo. No se deje engañar por toda la retórica exagerada. Tómese un batido, abrace a sus hijos, y siga con su vida, recordando la promesa de Dios “Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche” (Génesis 8:22).

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Ecologismo, Iglesia, Teología, Vida cristiana

Enfriamiento Global

enfriamiento.jpg

Por Bill Mundhausen

Los que ya habían nacido antes de los años 70 tal vez recuerden los artículos en la revista Time, advirtiendo al mundo de una edad de hielo inminente.

Esto parece totalmente increíble después de tres décadas de esfuerzo unificado de convencer a todos que hay calentamiento global y que nuestra tecnología es la causa. Es casi como si algunos elitistas poderosos hubieran decidido que el alarmismo climático solo no servía ningún propósito a menos que se pudiera culpar alguna clase de gente, como por ejemplo los industrializados prósperos. Para esto, crearon la teoría de que los capitalistas identificados con energía del petróleo están afectando el planeta, creando calentamiento global con CO2, perjudicando al hombre común. ¡Hay que parar a estos empresarios!

Pero ahora, de acuerdo con un artículo en news.com.au, una miniedad de hielo comienza de nuevo. Paul Dorian, respetado meteorólogo y observador solar, sonó la alarma en su último reporte, el cual ha llevado a que algunos hayan cambiado sus predicciones desde calentamiento global a enfriamiento global.

“Para la segunda vez este mes el sol se ha quedado completamente quieto”, dice el señor Dorian. “Un sol quieto es señal de que se acerca el próximo ‘mínimo solar’, y que se incrementarán los días en que el sol se aquiete durante los próximos años. La próxima fase del mínimo solar está proyectado para ocurrir por ahí del 2019 o 2020”.

El artículo sigue diciendo que “el presente ciclo solar es el número 24 desde 1755 cuando el sol comenzó una actividad más extensiva, y ahora es el ciclo más débil que todo el siglo pasado, con la cantidad menor de manchas solares desde el siglo 14 en febrero de 1906”.

Dado que el sol es el que más afecta todo el clima, esta “quietud” siniestra del sol a que se refiere el señor Dorian ha conllevado a que algunos predicen una fase “Mínimo Maunder” similar a la que comenzó en 1645, la que llaman “la pequeña Edad de Hielo”. El “Mínimo Maunder”, llamado así por Edward Maunder (astrónomo solar), continuó brutalmente por 70 años, y trajo temperaturas tan frías que el Río Tames se congeló. Tal vez usted recuerde las imágenes de Charles Dickens con una Londres cubierta de nieve hace tan solo un par de siglos.

El artículo de Dorian ilustra otro problema con la idea de un “consenso” científico sobre el clima global. Los científicos forman una comunidad multidisciplinaria de personas estudiando asuntos desde diferentes perspectivas. Los científicos solares monitorean un conjunto de factores muy diferentes que los científicos atmosféricos. Los efectos potenciales de calentar el planeta por la actividad humana podrían quedar totalmente minimizados por los cambios del calor del sol y los vientos magnéticos solares.

El sol es el que más influye en la temperatura de la tierra. La tierra sería un objeto frío y sin vida sin el sol. Además, los científicos que estudian el efecto del sol sobre la temperatura pueden estudiar otros planetas como una manera comparativa de tener un grupo de “control”. Si observan que otros planetas se calientan al mismo tiempo que la tierra, entonces es claro que la tierra no se calienta por medio de la actividad humana.

Vijay Jayaraj, quien colabora con Cornwall Alliance, recientemente reportó que otro grupo de científicos, los que estudian los efectos de las corrientes oceánicas, también están pronosticando enfriamiento global. Escribe Jayraj: “Las últimas mediciones indican una baja masiva en la temperatura global durante los últimos dos meses, ayudado por el retroceso de El Niño y la llegada de La Niña. De hecho, la caída de 0.37 C en temperaturas globales, desde mayo a junio, fue la segunda más grande en los 37 años en que hemos tomado medidas”.

Las implicaciones son que las temperaturas cálidas durante los últimos cinco meses era el efecto de un El Niño particularmente fuerte, y no parte de un calentamiento global a largo plazo producido por los humanos. Y esta es otra rama de la ciencia que parece contradecir los que apoyan el calentamiento global. Sin embargo, permanece la inquietud sobre si estas ramas han roto con el “consenso”, o si simplemente están siendo usados para dar algunas “explicaciones” del porqué el calentamiento parece haberse estancado.

Las controversias entre los científicos no cesan con el asunto de la observación, sino se extiende a sus recomendaciones sobre las acciones que los humanos debemos hacer. Por ejemplo, los que apoyan fuentes renovables de energía han sido criticados fuertemente por los naturalistas por los índices altos de muertes de aves por molinos de viento. Es difícil defender energía renovable para salvar el “ambiente” cuando está haciendo pedazos a los que ¡viven en el ambiente! Los factores de clima y biología son tan complejos que es imposible tratar de “manejarlos”. El clima es demasiado complejo para que los humanos piensen en controlarlo. Tratar de manejar el clima nos recuerda de los esfuerzos del socialismo económico que intentó manejar la economía, sin tomar en cuenta la cantidad de factores incontrolables como la interacción de oferta y demanda, y el carácter impredecible de la naturaleza humana. Se puede observar algunas tendencias, por solo suficientes para caer en la trampa de creer que pueden tomar decisiones correctas, o aún de saber lo que hay que manejar.

Con esto regresamos al enfriamiento global. Tal vez se equivocaron los alarmistas y todo está al revés. Tal vez debemos animar actividades humanas que suban la temperatura para impedir los efectos de un Mínimo Solar.

Estoy bromeando, por supuesto.

Lo que realmente se necesita es remover la emoción y la política de todo el asunto de cambio climático, y reemplazarlas con ciencia real, correcta. Necesitamos juntar a los científicos que son astrónomos, y los que estudian la atmósfera, los océanos, a los geólogos y otros para que compartan sus observaciones, y aún sus desacuerdos, a un público que hoy está polarizado y confundido.

Desafortunadamente mientras el dinero y el poder están mezclados, no vamos a poder conseguir buena ciencia. Por lo tanto, debemos permanecer escépticos de los reclamos climáticos para un tiempo más. Tanto los científicos como los periodistas deben aceptar que el panorama global no está claro, y que no debemos permitir que la política confunda los resultados. He encontrado que Cornwall Alliance es una de las mejores fuentes de perspectivas objetivas sobre el cambio climático, siempre promoviendo la mayordomía responsable del ambiente desde una perspectiva bíblica.

(Bill Mundhausen es Director del Orion Center, una organización que ofrece una educación en ciencias de calidad a comunidades rurales, con énfasis en el lugar fundamental de la Biblia para las ciencias, la sociedad, y la vida individual. También participa como escritor para el Cornwall Alliance for the Stewardship of Creation)

Traducido por Guillermo Green

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Ecologismo

Transgéneros – pasados de moda

Por Guillermo Green

¿Ud creía que la próxma lucha por la mente de su hijo era la lucha con el asunto de transgénero? Se equivocó.  En la lucha contra el Creador, los que tratan de borrar o confundir los sexos que Dios creó, se están quedando retrasados. Olvídese de proveer baños para transgéneros; nos hemos avanzado mucho más allá. Hay que entender que la muestra verdadera de ser UNO con la Pachamama es reconcer la “trans-especie”. Sí señor, como la joven noruega que insiste que es una gata atrapada en cuerpo humano [1]. Ella maulla, anda de cuatro patas, y siente rechazo a los perros. La “disforia de especie” era considerada antes como un desorden mental, pero para el mundo pagano futuro, quizás estas personas realmente ¡eran los “avant garde”!

Richard Torres se ha casado con varios árboles (Colombia, México) [2]. Se da a entender con sus acciones que los trans-especies pueden ser polígamos, eh, ¿poli-arbores? En México se realizó su boda con un árbol de 1000 años, el árbol Tule, completa con una ceremonia Inca reverenciando la Pachamama. Torres, vestido para la ocasión, selló la ceremonia con un beso a su novia. No está claro si Torres sufre de disforia de especie o no. Si es así, supongo que debemos aplaudirle los esfuerzos por buscar compañerismo entre las de su propia especie. Si no es así, se surgen algunas preguntas que nadie ha respondido hasta la fecha. Por ejemplo,

¿Es legal este “matrimonio”? ¿El árbol dio su consentimiento, o más bien cometió asalto sexual Torres al echarse sobre el árbol con besos? Si el árbol produce semillas, ¿podrá Torres demandarlo de infidelidad dado que Torres no pudo consumar el matrimonio?

Me imagino que estas preguntas suenan algo eco-críticas, prejuiciadas, sexistas, “especeistas” (¿?). Bueno. Pero ¡pensemos en los derechos del árbol! ¿No está siendo agredido por este poliarbore que anda casándose con un árbol y otro? ¿El árbol Tule tendrá el derecho de divorciarlo, o está amarrado a la reglas patriarcales que la gente como Torres impone?

Espero que no se nos escape todas las imágenes y símbolos que Torres y los eco-paganos usan. Por ejemplo, echan manos inmundas sobre la institución del matrimonio, creado por Dios para sellar la relación más divina, íntima y satisfactoria entre los seres humanos, para convertirlo en alguna aberración que no tiene sentido racional. Torres se viste para una “boda”, abraza su compañero árbol, lo besa – todo esto una burla del matrimonio entre humanos. Pero en la cosmovisión pagana tiene perfecto sentido, ya que TODOS son parte de la misma Pachamama, y ¿qué impide que me case con una mujer, una mona, mi perra, o un árbol? Todo es uno. Y todo es irracional. El paganismo depende de que los humanos no usen su raciocinio, sino con fe ciega sigan a los chamanes de Pachamama.

¡Qué tristeza pensar en el futuro mundo pagano! No es sorpresa que la presente generación del occidente busca atontar su mente con drogas. Si lo único que el mundo pagano nos ofrece es que es la misma cosa tener una esposa (¡humana!) que casarse con un árbol – ¡páseme a mi un poco de LSD también!

(Referencias)

[1]  (http://telefenoticias.com.ar/curiosidades/el-extrano-caso-de-la-joven-noruega-que-dice-ser-una-gata-en-un-cuerpo-humano/)

[2] http://abcblogs.abc.es/curiosidades-cosas-insolitas/2014/11/25/arbol-matrimonio-casarse-boda/

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Ecologismo, Teología, Vida cristiana

Lavado de cerebro “científico” continúa

Por Guillermo Green

Un amigo me acaba de prestar el último número de National Geographic (March, 2015).  El título dice “The War on Science” (La guerra contra la ciencia).   El artículo no es muy largo, y el argumento es más superficial todavía.

Claramente se ve la actitud defensiva y acabada del ateísmo, dando pataletas furiosamente como si no estuviera moribunda.  El autor, Joel Achenbach, ha sido contribuidor a National Geographic desde 1998, y es también escritor para el Washington Post.  Pintando con brocha ancha y poco precisa, Achenbach repasa un par de descubrimientos en la historia que han sido rechazados por motivos tontos, según él: la tierra es redonda (Galileo), el fluoruro es rechazado en cierta ciudad, las vacunas pueden ser malas, etc.  Como por arte de magia, establece que la oposición a la evolución (que es un hecho, obviamente), y la oposición al calentamiento global causado por los seres humanos (que es un hecho, obviamente), es igualmente tonto.  Tal vez no usa ese término, pero se sobreentiende.

Entonces, como “la religión” siempre le gana a la ciencia racional (según Achenbach), ¿qué tenemos que hacer?  Achenbach dice que tenemos que pelear la batalla de otra forma.  Ya no con razonamientos.  Hay que ganar la pelea con apelar a las emociones, a los sentimientos.  Cuenta de una científica cuyo padre no cree en el calentamiento global.  Ella le reclamó a su padre su falta de confianza en ella como hija, y el papá suavizó el tono.

En primer lugar Achenbach ignora que su postura es tan “religiosa” que la cristiana.  Su conocimiento filosófico carece de fundamento, aún dentro del campamento de los ateos.

Pero en segundo lugar, todo esto me sonó exactamente a algo que viví hace varios años cuando personas liberales (teológicamente) no lograban convencer a una denominación a que violaran la clara enseñanza de la Biblia.  Quería ordenar mujeres al pastorado, pero no caminaba el proyecto.  Yo era estudiante en el Seminario Teológico de esa denominación.  Tuvimos visitas de personas prestigiosas que nos indicaban otra estrategia.  Ya que el “razonamiento” no funcionaba, se debía emplear otras tácticas NO RACIONALES.  Estas tácticas incluían manipulación de sentimientos, estrategias sociológicas y psicológicas, etc.

Ya saben: Cuando no tienes buenas bases lógicas y racionales para tu proyecto, olvida el raciocinio, e invéntate otra táctica.  De por sí, gracias al internet, nuestros procesos cerebrales se están atrofiando más y más, y será más y más fácil utilizar estas estrategias.  ¿Lógica?  ¿¡Qué es eso!?

Achenbach insulta a un montón de científicos responsables, ignora la inmensa cantidad de fraudes “científicos”, declara irresponsablemente que una “teoría” nunca sometida al método científico es un hecho (la evolución), y para colmo de males, tira el debate a un nivel sentimental y emocional, cediendo por completo el argumento racional.  Así estamos.

Por supuesto hay una cara siniestra que no se está manifestando todavía.  ¿Qué pasa si no se puede ganar el argumento emocional?  Como el calentamiento global es “un hecho” y es urgente hacer algo, los que se oponen están atrasando la salvación del planeta.  Si no pueden ser convencidos por la razón, ni por las emociones – ¿entonces?  Achenbach no ofrece su respuesta.  Pero otros ya lo están haciendo.  Sencillamente se usará el poder político para imponer sus estrategias que empobrecen y debilitan.

Lavado de cerebro se pasa a lavado de emociones.  En el caso del “calentamiento global” es un asunto de “lavado de la billetera”.

(Si desea leer más sobre un enfoque responsable de ‘calentamiento global’, puede visitar la página en inglés:  www.cornwallalliance.org)

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Ecologismo, Iglesia, Teología