Transgéneros – pasados de moda

Por Guillermo Green

¿Ud creía que la próxma lucha por la mente de su hijo era la lucha con el asunto de transgénero? Se equivocó.  En la lucha contra el Creador, los que tratan de borrar o confundir los sexos que Dios creó, se están quedando retrasados. Olvídese de proveer baños para transgéneros; nos hemos avanzado mucho más allá. Hay que entender que la muestra verdadera de ser UNO con la Pachamama es reconcer la “trans-especie”. Sí señor, como la joven noruega que insiste que es una gata atrapada en cuerpo humano [1]. Ella maulla, anda de cuatro patas, y siente rechazo a los perros. La “disforia de especie” era considerada antes como un desorden mental, pero para el mundo pagano futuro, quizás estas personas realmente ¡eran los “avant garde”!

Richard Torres se ha casado con varios árboles (Colombia, México) [2]. Se da a entender con sus acciones que los trans-especies pueden ser polígamos, eh, ¿poli-arbores? En México se realizó su boda con un árbol de 1000 años, el árbol Tule, completa con una ceremonia Inca reverenciando la Pachamama. Torres, vestido para la ocasión, selló la ceremonia con un beso a su novia. No está claro si Torres sufre de disforia de especie o no. Si es así, supongo que debemos aplaudirle los esfuerzos por buscar compañerismo entre las de su propia especie. Si no es así, se surgen algunas preguntas que nadie ha respondido hasta la fecha. Por ejemplo,

¿Es legal este “matrimonio”? ¿El árbol dio su consentimiento, o más bien cometió asalto sexual Torres al echarse sobre el árbol con besos? Si el árbol produce semillas, ¿podrá Torres demandarlo de infidelidad dado que Torres no pudo consumar el matrimonio?

Me imagino que estas preguntas suenan algo eco-críticas, prejuiciadas, sexistas, “especeistas” (¿?). Bueno. Pero ¡pensemos en los derechos del árbol! ¿No está siendo agredido por este poliarbore que anda casándose con un árbol y otro? ¿El árbol Tule tendrá el derecho de divorciarlo, o está amarrado a la reglas patriarcales que la gente como Torres impone?

Espero que no se nos escape todas las imágenes y símbolos que Torres y los eco-paganos usan. Por ejemplo, echan manos inmundas sobre la institución del matrimonio, creado por Dios para sellar la relación más divina, íntima y satisfactoria entre los seres humanos, para convertirlo en alguna aberración que no tiene sentido racional. Torres se viste para una “boda”, abraza su compañero árbol, lo besa – todo esto una burla del matrimonio entre humanos. Pero en la cosmovisión pagana tiene perfecto sentido, ya que TODOS son parte de la misma Pachamama, y ¿qué impide que me case con una mujer, una mona, mi perra, o un árbol? Todo es uno. Y todo es irracional. El paganismo depende de que los humanos no usen su raciocinio, sino con fe ciega sigan a los chamanes de Pachamama.

¡Qué tristeza pensar en el futuro mundo pagano! No es sorpresa que la presente generación del occidente busca atontar su mente con drogas. Si lo único que el mundo pagano nos ofrece es que es la misma cosa tener una esposa (¡humana!) que casarse con un árbol – ¡páseme a mi un poco de LSD también!

(Referencias)

[1]  (http://telefenoticias.com.ar/curiosidades/el-extrano-caso-de-la-joven-noruega-que-dice-ser-una-gata-en-un-cuerpo-humano/)

[2] http://abcblogs.abc.es/curiosidades-cosas-insolitas/2014/11/25/arbol-matrimonio-casarse-boda/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Ecologismo, Teología, Vida cristiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s