Homosexualismo, eutanasia y suicido

por Guillermo Green

Ya las noticias desde EEUU y México aprobando el matrimonio entre personas del mismo sexo son noticias viejas.  De por sí, no eran del todo inesperadas.  Los que venimos siguiendo los escritos del Dr. Peter Jones sabíamos que si Dios no intervenía, todo era de esperarse.  Doy gracias a Dios por los individuos e iglesias que han manifestado publicamente su desacuerdo, y su lealtad a la Palabra de Dios.  Vamos a ver cuánta “tolerancia” hay para los cristianos en los días que vienen.

Tenemos un vistazo de lo que se avecina si miramos a Europa.  Hace años la Europa anteriormente “cristiana” desechó el cristianismo en favor del paganismo, aceptando el matrimonio homosexual.  ¿Qué ha sido el fruto?  Un cuadro horroroso.  Nada menos que una sociedad nihilista que prefiere hacer desaparecer a cualquier persona no-deseable que tener la carga de cuidarla.  Desde hace años estamos escuchando que en Holanda matan a viejos sin su consentimiento;  con sólo el acuerdo de varios familiares (¿deseosos de dividir la herencia sin esperar más?) se ha administrado dosis letales de drogas, matando a algún anciano.

Hoy no son sólo los viejos, sino los “enfermos mentales” – condición que no es ni muy bien definida.  En Holanda, y aún más en Bélgica, tranquilamente matan a personas que piden que los maten, porque están trastornadas, deprimidas, o no quieren vivir más.  Y estos médicos que supuestamente tomaron el juramento hipocrático de conservar la vida, se han convertido no sólo en homicidas en serie, sino son ¡premiados por serlo!

Ver:  http://www.lifenews.com/2015/06/26/euthanasia-doctors-are-killing-mentally-ill-patients-sometimes-without-their-consent/

Sin pensar en la nefasta posibilidad de un buen negocio de cosechar órganos de ‘enfermos mentales’ jovenes, todo el cuadro es un cuadro de una sociedad de muerte.  El valor de un ser humano se torna simplemente lo que puede producir y aportar para la sociedad en términos del egoísmo colectivo.  Cuando ya no “sirve”, mátelo.  Como un caballo o un perro.

¿Qué tiene que ver el matrimonio homosexual y la eutanasia?  Ambos son evidencia de una sociedad suicida.  El matrimonio entre un hombre y una mujer es la suprema manifestación de una relación de compromisos mutuos que produce vida y la cuida sacrificialmente.  Cualquier otra “defnición” del matrimonio es una farsa esteril.  La esterilidad no propaga la vida  No se reproduce.  Muere.  El fin práctico de esta actitud es la aprobación del suicidio legalizado, la eutanasia.  Al aceptar el matrimonio homosexual, ya se aprobó la cultura de muerte.  Sin necesidad de mencionar que la población homosexual evidencia más suicidios, más alcoholismo, más drogadicción y más violencia doméstica, con sólo “redefinir” la relación matrimonial como algo que no puede producir vida, se ha embarcado en un camino que produce una sociedad de muerte.

Muchas personas no entenderán las implicaciones en aprobar el matrimonio homosexual.  Y probablmente muchas de estas personas pedirán que los maten cuando ya no quieren vivir más.  Pero nadie ha preguntado por qué hay tantos enfermos mentales en las sociedades occidentales, precisamente las sociedades que conscientemente han rechazado el cristianismo.  ¿No será que están haciendo un imposible esfuerzo por suprimir lo que Dios ha impreso sobre su corazón?  Ecclesiastés 3:11 dice que Dios mismo ha puesto “la eternidad” en el corazón del hombre – un sentir que hay algo después de la muerte.  Pablo dice en Romanos 1 que  todos los hombres tienen la manifestación de la deidad y el poder de Dios frente de sus ojos cada día, y tienen que hacer un esfuerzo por negar al Creador.  Todos sabemos que la represión de la realidad no es saludable, ni psicológicamente ni espiritualmente.   Las personas reprimidas, ¡o las sociedades reprimidas!, hacen cosas locas – como por ejemplo casar personas del mismo sexo, o matar a sus conciudadanos en sangre fría en nombre de “ayudarles”.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Doctrina, Iglesia, Teología

Una respuesta a “Homosexualismo, eutanasia y suicido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s