¿Masculinidad en crisis?

Por Guillermo Green

Hoy, 12 de marzo 2015, escuché opiniones opuestas en un mismo programa de Radio Universidad.  Uno de los participantes afirmó sin ambages que “La masculinidad no está en crisis”.  Pero un poquito más tarde otro participante (y todo el programa apoyaba su opinión) dijo “Los hombres están en crisis”.  ¿Cuál es la verdadera situación, entonces?

Radio Universidad con frecuencia toca el tema de la masculinidad.  Cada vez que puedo, escucho atentamente para una definición de la “masculinidad”, ya que soy hombre y me interesa conocer si soy masculino o no.  Pero una vez más el concepto de masculinidad elude al público – ¡y esto en boca de los expertos!  Si estos expertos no pueden definir la masculinidad, ¿quién puede?

Pero este es el punto más importante que posiblemente muchos oyentes ignoran:  ¿cuál es el punto de referencia?  Me siento defraudado que una y otra vez los locutores en estos programas no son más honestos y nos dicen cuál es su estándar, y punto de referencia.

Sabemos que el punto de referencia no es la biblia.  Ni siquiera mencionaron la biblia – aunque en otras ocasiones sí critican el cristianismo como en parte responsable de los problemas en que estamos.

Lo que tuvimos en este programa sobre la masculinidad fue una presentación muy fina del feminismo.  ¡Eso fue todo!   Las definiciones más claras de la “masculinidad” fueron:  el hombre debe escuchar a su esposa;  el hombre debe ayudar en el cuido de los niños;  el hombre debe olvidar que su papel primordial es proveedor.  Es más, admitieron que muchos hombres no consiguen un trabajo que paga suficiente como para sostener a la familia, PERO, no analizaron que parte de ese problema es la gran cantidad de mujeres en el mercado.  Si hay el doble de mano de obra, obviamente los salarios bajan.  Los locutores deben ser un poco más profesionales en sus analisis y no tan encerrados en su ideología como para ignorar ciertos elefantes en el cuarto.

La solución, según los participantes, es la construcción de una sociedad más “normal”  a través de hombres que pueden llorar, mostrar emoción, etc.  Para ello, se necesita una “de-construcción’ de lo viejo, y una nueva “construcción” del modelo de hombre – todo esto sin decirnos honestamente con base en qué fundamento quieren construir su nuevo modelo de masculinidad.

¿Soy yo el único loco?  Resumiendo el programa (de toda una hora), el mensaje era:    “¡Urge, urge! ¡Necesitamos urgentemente un nuevo modelo de masculinidad, pero no te voy a decir lo que es!  Sólo te puedo decir que está bien que llores…”   Por favor…

Una vez más hay gato por liebre.  El feminismo pagano se promueve en nombre de “construir una nueva masculinidad”.   A veces siento una pequeña molestia que los supuestos profesionales y científicos de Radio Universidad traten a sus oyentes como si todos fuéramos tontos, cuando sólo algunos son tontos – ¡los que se tragan sus propagandas mal-disfrazadas!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s