Cuidado mujeres con las feministas

por Guillermo Green

Los y las feministas radicales hoy pretenden ser los defensores verdaderos de la mujer.  Después de varias décadas de programas y leyes implementando el feminismo radical, es muy dudoso que las mujeres estén mejor, más felices, y con el futuro utópico por delante que prometieron las feministas.  Sólo el sencillo mensaje bíblico que coloca a la mujer en manos del que la creó, el Creador, y dentro de su voluntad para ella, la puede “salvar” en todo sentido – social, personal, y espiritualmente.

Para evitar los malos entendidos del puro principio, condeno con igual vehemencia tanto la violencia del hombre contra la mujer, como la violencia de la mujer contra el hombre.  Ninguna es justificada, a pesar de que muchas veces toman diferentes formas.  Este artículo no trata de cuál de los dos géneros es más víctima.  Me estoy limitando al feminismo en su forma radical, secular.

Es importante que mis lectores comprenden lo que es el “feminismo radical”.  Se manifestó hoy en un programa radial secular sobre el feminismo, cuando una de las protagonistas dijo que el feminismo no sólo ayuda a la mujer, sino que ha sido un importante factor en la promoción de la ecología y el ambientalismo.  Quiero notar 2 cosas al respecto.

1)  ¿Qué tiene que ver el feminismo con el ambientalismo?  ¿No puede  un machista participar en el ambientalismo?  Sin duda, hay muchos no-feministas que están involucrados en la ecología.  Y de todas formas, el moderno ambientalismo con sus equivocadas predicciones de calentamiento global ha sido un fracaso  (ver artículo de James Wanliss,https://reformasigloxxi.wordpress.com/2014/10/28/breve-historia-del-calentamiento-global-la-ciencia-y-el-mito-parte-1-de-4/ )   Si las feministas se equivocan tanto en su ecología, ¿sería muy sabio colocar su vida personal en sus manos?

2)  Pero el segundo punto es el punto verdadero.  SÍ hay una relación entre la ecología y el feminismo, y es una relación religiosa.  El feminismo radical promociona la religión de la ‘armonía con la naturaleza’, y la realidad ‘feminina’ del universo: La Madre Tierrra.  Y rechazan la religión cristiana con el Creador, nuestro “Padre celestial”, junto con el “patriarcalismo” que la biblia establece.

Mis lectores deben entender que hoy es necesario definirse ante religiones opuestas.  En la biblia, el Dios cristiano demanda lealtad absoluta, mandando “no tendrás dioses ajenos delante de mi”.  En el paganismo moderno (y sus variadas rostros como el feminismo), su “dios” demanda lealtad absoluta también.  Este compromiso es “conmigo mismo”, con “la tierra creada”, en las palabras del apóstol Pablo “cambiando la verdad del Creador por la mentira de adorar las cosas creadas” (ver Romanos 1:18-25).

Tan equivocadas que han sido las feministas con el ambientalismo, así de equivocadas son con su religión.  Y la falsa religión no trae ni salvación, ni felicidad, ni satisfacción, ni futuro.

Mujeres, ¡tengan cuidado con el feminismo!  No es su amigo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Doctrina, Ecologismo, Iglesia, Teología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s