¿Qué pasó con la masculinidad?

por Guillermo Green

Por lo menos se está levantando la inquietud.

Todo país tiene una o más universidades reconocidas como formativas para su sociedad.  Cambridge en Inglaterra, Harvard en EEUU, y la UCR en Costa Rica.  De hecho, nuestro actual presidente ha sido catedrático de la UCR, y podríamos decir que muchos de los que quieren forjar la sociedad costarricense participan de la cultura de la UCR:  políticos, sociólogos, profesores, psicólogos y economistas.

Y hay un curioso interés en el tema de la “masculinidad” de parte de los arquitectos de la sociedad.  Y es porque en alguna medida perciben que las personas que deben exhibir la cualidad de masculinidad no lo hacen.  Hoy escuché otro programa en la Radio Universidad sobre el tema de la masculinidad.  Desafortunadamente no escuché todo el programa, que duró casi una hora.  Pero escuché lo suficiente.

DEFINICIONES:  ¿Qué es la masculinidad según nuestros compañeros no-cristianos?  Nunca he logrado escuchar una definición clara.  Casi siempre defninen la masculinidad en términos de lo que NO es:  no es practicar la violencia, no es machista, y ciertamente NO ES PATRIARCAL (aquella némesis de los afeminados modernos).  En todas las ocasiones que he escuchado este tema en Radio Universidad, las únicas afirmaciones positivas sobre qué es la masculinidad tiene que ver con “cuidar a los hijos”, “escuchar a la mujer”, y “expresar nuestros sentimientos”.  Lo que surge a la mente es: “¿en qué se diferencia la masculinidad de la feminidad?”

PREOCUPACIÓN:  Pero el que pone atención al discurso de nuestros amigos se dará cuenta de algo ominoso.  Una y otra vez retornan a un tema: “el poder”.  Entretejan el tema de “poder”, mezclándolo con los otros temas.  De la nada insertan el “uso de poder”, o “el temor del poder”, o “el deseo de poder” en los otros temas.  No sólo los sociólogos comunistas están obsesionados con las estructuras de poder. Lo están todo pensador no-cristiano que quiere poder.  Debe preocupar a cualquiera el esfuerzo monstruoso que se está haciendo por afeminar a los hombres.  ¿Será que consciente o inconscientemente buscan moldear a una sociedad incapaz de oponerse a unos pocos sedientos del poder?

TRATANDO EL SINTOMA EN VEZ DEL MAL:  El esfuerzo por afeminar a los hombres tuvo éxito.  Los mismos sociólogos hoy reconocen que los muchachos varones están perdidos.  Las jóvenes a menudo son más claras en su proyecto de vida, mientras los jóvenes parecen estar perdidos, sin defninción.  Todos bebieron profundamente (querer o no) del veneno feminista que chorrea desde todas las fuentes posibles.  Ahora el jóven no sabe para qué sirve.  Su psique y su mente le dicen que no es mujer, pero le han enseñado que debe comportarse como mujer, debe sentir como mujer, debe actuar como mujer, debe llorar como mujer.  Los compañeros de Radio Universidad nos dicen que el problema de los varones es que “nunca nos dejaron llorar”.  Esto ha producido la violencia en los hombres.  Esto ha producido las borracheras en los hombres…   (No estoy mintiendo, puede buscar la grabación si quiere).

Además de lo absurdo (por no usar otro término) de  estas afirmaciones, sólo dilucida lo perdido que están los que desean dirigir la sociedad.  Si no pueden definir en lo más mínimo lo que ES la masculinidad a diferencia de la feminidad, y si creen que los males del hombre provienen de no haberle dejado llorar y dar rienda suelta a sus emociones, ciertamente no podemos esperar que sus soluciones acierten.

Mensaje a todo padre:  ¡Guarde su hijo de estos ‘salvadores’ de la sociedad!  Si su hijo ya fue ‘salvado’ del patriarcalismo bíblico, le toca una tarea ardua des-programarlo y re-programarlo según el diseño de Dios nuestro Padre.

PD – CLIR estará subiendo pronto el video de la conferencia sobre “Masculinidad y Feminidad” por Ludgero Bonilha.  Búsquelo en la página de CLIR (http://www.clir.net/videos.html) o en el Facebook de la Editorial CLIR.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosmovisión, Cultura, Doctrina, Iglesia, Teología, Uncategorized, Vida cristiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s