Homofobia vs. Cristofobia?

por Guillermo Green

Otra vez los promotores de “justicia social y derechos para todos” manifiestan lo que realmente son:  represivos, extremistas, intolerantes, enemigos de la libre expresión tan céntrica para toda democracia, y sobre todo, enemigos de la fe cristiana.  El ex-candidato a la presidencia de Costa Rica,  don José María Villalta, ha introducido un Proyecto de Ley que radicalizaría el Artículo 380  del Código Penal, Ley número 4573.  La ley mencionada   protege a los ciudadanos de la discriminación basada en raza, religión, y sexo.  Pero Villalta considera que no es suficiente.

¿Qué propone don José María Villalta?

Según su Proyecto de Ley, Expediente #19.062, Villalta pretende proteger toda persona de la  discriminación por: “consideraciones raciales, étnicas, culturales, religiosas, políticas, gremiales o filosóficas, de edad,
idioma, origen nacional o social, situación económica, estado civil, sexo, orientación o identidad sexual, estado de salud actual o futuro, discapacidad o cualquier otra característica física o genética”.  Y para Villalta, ¡”proteger” es “proteger”!  Los violadores de esta ley deben ir presos por uno a tres años.

Pero hay más.  La “discriminación” incluye no sólo actos y palabras, sino cualquier material impreso que pudiera ser juzgado como discriminatorio.  Su ley enviaría preso a aquella persona que “… produzca, elabore, posea con la finalidad de distribuir, facilite a terceras personas el acceso, distribuya, difunda o venda documentos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o
indirectamente al odio, hostilidad, discriminación…”

Pregunta #1 para don José María: ¿Quién determina si el contenido es idóneo para ‘fomentar, promover, incitar, etc…?’

Pregunta #2: Seamos directos y honestos.  ¿La Biblia califica como ‘material que incita al odio’?

Este es el punto.  En primer lugar, todo el discurso de “odio” está enmarañado en conceptos contradictorios.  ¡Decepciona la falta de lógica de uno que aspiraba gobernar a un bello país!  Una cosa es despedir a alguien por ser negro. Esto es claramente “discriminación”.   Otra cosa es discrepar con una posición religiosa sostenida durantes milenios, como por ejemplo la definición del matrimonio tal como la Biblia lo presenta.  Esto se llama “religión”, y nuestra democracia siempre ha protegido la libre expresión, y protege la práctica de la religión.  Pero cuando utilizamos el “discurso de odio” como un bozal para que una “religión” (atea) tenga el único derecho de hablar, y otra “religión” (cristiana) tiene que ir preso si habla, esto ¡no es proteger la libertad, sino volvernos totalitarios!   Sea cual sea la posición final de un país, si se logra su meta a través de callar y echar preso a los que hablen en contra, puede ser que “ganó” alguna victoria para un sector, pero se perdió muchísimo más: cuando la libertad de expresión se censura con prisión y multas se ha entregado lo que los hombres más estiman, su libertad.  Nadie debe trocar la libertad de expresión por ningún “beneficio” a corto plazo.  De hecho, la libertad de Villalta de pedir prisión es una libertad garantizada por los que él aborrece.  ¡Qué ironía!

Segundo.  Ahorita el paganismo violento quiere el control sobre la sociedad.  Muchos ciudadanos incautos están creyendo su mentira de “paz, armonía, y tolerancia”.  Pero la ignorancia siempre tiene su costo.  Hitler pregonaba prosperidad, paz, y unidad para el pueblo alemán, e introdujo la peor pesadilla de toda su historia.  Los bolsheviques prometían armonía, unidad, prosperidad para todos (con la excepción de los cristianos) e introdujeron la peor etapa de la gran Rusia en toda su historia, a la cual NADIE quiere volver.  El mensaje y las tácticas de Villalta son el mismo disco rayado, pero con una diferencia importante, muy triste.  La agenda homosexual está siendo utilizada como arma para socavar con violencia al fundamento Católico y Cristiano de Costa Rica.  Porque los paganos saben que el impulso sexual es un arma facilmente manipulada.  Y los jóvenes que tanto Villalta promueve (proponía que jóvenes de edad de 16 años sirvieran en las Municipalidades) son la “comida de cañon” para la causa pagana.

¿Quién les está diciendo a los jóvenes, inducidos a practicar y promover el homosexualismo, la verdad sobre este estilo de vida?  ¿Villalta les va a decir que los índices de enfermedades venéreas, depresión, uso de drogas, abuso de alcohol, tendencia al suicidio, problemas emocionales son más altos en la población homosexual que la población heterosexual?  ¿Villalta les va a decir que el promedio de tiempo que dura una “unión ” homosexual es 3 años, y que están destinados a una vida vacía, de abandono tras abandono?

Los promotores de la “diversidad sexual” acusan a los cristianos de ser “homófobos”, pero ya conocemos estas tácticas politizadas.  Los que no quieren o no pueden dar razones con sustento, tiran barro.  Podríamos llamarlos “Cristófobos”, y posiblemente estaríamos más cerca de la verdad.  Pero tampoco ganamos nada con insultarnos unos a otros.

Hay dos puntos importantes.  El primero es: Defender la libertad de expresión.  Toda DEMOCRACIA depende de esta libertad, porque cuando ya no la hay, el que tiene más poder define quién puede expresarse.  Sin libertad de expresión lo único que nos espera es el totalitarismo. Robespierre, el político francés, quien al principio se oponía a la pena de muerte y luchó a favor de la “justicia social para todos”, luego  promovió ejecuciones en masa para sus ideales en la Revolución francesa.  Como cabeza del “Comité para la Salvación Pública” (¡ojo qué nombre!) cometió agravios tan extremos que él mismo cayó bajo la guillotina que había decapitado a tantos de sus enemigos.  Muchos vuelven ojos ciegos y oídos sordos a la voz de la historia, y por eso es necesario que siempre se repita.

Segundo: La verdadera lucha es contra Jesucristo.  Los que odian la religión bíblica camuflan sus “Proyectos de ley” con frases en favor de la “religión”, pero es claro que UNA religión quedará excluída, la religión bíblica y cristiana.  Porque es obvio que un país no puede promover tanto el homosexualismo y la fe bíblica a la vez, porque son antitéticos.  Los liberales heréticos (Luteranos liberales, Episcopales, Presbiterianos liberales) no hablan ni por el cristianismo ni por la Biblia, sino que se oponen a todos sus postulados principales.  La verdad es que ninguna lectura responsable puede hacer que Dios en la Biblia apoye lo que prohíbe claramente.  Aunque el ateo homosexual Elton John nos diga lo que Jesús “hubiera hecho” (apoyar el matrimonio gay, según él, ver  http://www.theguardian.com/music/2014/jun/29/elton-john-jesus-supported-gay-marriage), la verdad es que Jesús apoyó lo que su Padre había establecido desde el principio:   “(Jesús) les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo,  y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?  Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre (Mateo 19:4-6 ).

El matrimonio heterosexual monógamo refleja la relación de fidelidad y compromiso entre Dios y el hombre.  Dos seres diferentes pero “hechos el uno para el otro” define tanto la relación entre Dios y el creyente, y el esposo y su esposa (ver Efesios 5).  Por eso el Nuevo Testamento usa el matrimonio para definir la relación entre Cristo y la Iglesia.  Es una relación de personas diferentes pero complementarias que están unidas en una relación de fidelidad y compromiso – ¡para siempre!  Esta religión es la que rechazan los paganos.   Rechazan al Dios de la Biblia porque no quieren serle “fiel” incondicionalmente a ningún otro ser, y rechazan el concepto de “sumisión” al Creador y su Ley.

La verdad detrás de todos estos esfuerzos no es ni homofobia ni Cristofobia.  Es el deseo por la paganización de la sociedad.  Es ahí que se debe librar la batalla.  El sólo hecho de considerar “seriamente” la propuesta de Villalta es muestra del desmoronamiento costarricense de su libertad que tan férreamente ha defendido en el pasado.  Hoy estoy triste.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Homofobia vs. Cristofobia?

  1. Cuando se emita una opinión lo mejor es argumentarla documentalmente, y no con solo citas dogmáticas que no tienen ni carácter científico, ni carácter histórico ni carácter legal, por lo menos en el occidente del mundo.
    Hablar de Villalta y de Hitler, son para cualquier persona “estudiada” las dos caras de la moneda, opuestas totalmente. Ya que Hitler, fue el mejor ejemplo de la “Derecha” antisocialista y también el mejor aliado de la Iglesia Católica, y viceversa, pues se valía de los obispos de entonces para legitimar su gobierno frente a un pueblo menguado por las condiciones de la época.
    Obviamente cada vez que se lee en su opinión la palabra “Paganismo” se entiende que la opinión es religiosa, porque ningún ciudadano neutral se llamaría a si mismo o a los demás paganos, solo aquellos que hacen de la religión parte importante de su vida.
    Nuevamente en su discurso contra Villalta, a quien no defiendo, solo cito; reitera que está usando la Agenda Homosexual como instrumento de impulso sexual de fácil manipulación para sus fines.
    Una cosa debe separarse de la otra, la Agenda Homosexual, como usted le llama no es menos que una lucha por la reivindicación de derechos que los fundamentalistas católicos quieren contradecir, aunque en nada les afecta, pues todo cristiano seguiría siéndolo, todo católico seguiría siéndolo sin diferenciar que entre ellos hayan homosexuales respetados como seres humanos, a quienes no hay que esconder, si no darles la bienvenida para que sus cultos sigan siendo tan rentables como lo han sido siempre, y más aún con la recepción de tantas minorías que tienden a ser de un, no despreciable, poder adquisitivo.
    Mientras que por otro lado están los intereses de Villalta, que aún no queda claro ¿porqué son tan contrarios a los suyos?
    Quisiera saber si de los índices que menciona sobre depresión, enfermedades venéreas, abuso de alcohol, ¿tiene también los verdaderos datos? pues recuerde que cuando la población es solo de dos personas, con uno que se enferme es el 50% de la salud de la población.
    Se lo explico de la forma más sencilla, porque parece que solo ve y escucha lo que le interesa y no brinda datos reales ni cifras para que los que le lean puedan tener criterio, y no ser manipulados.
    Además usted citó una soga para su cuello y el de aquellos que comparten sus pensamientos; el suicidio. ¿sabe usted porqué he visto morir gente conocida por sus propias manos? porque son homosexuales y gente como usted los persigue, les niega su derecho a expresarse, porque están en un bar de pueblo con sus amigos, donde ninguno sabe que el muchacho es homosexual, hablan de los “playos”, de que no deberían existir, de que son mariquitas, de que solo saben llorar, de que no aguantan un golpe, de que solo les gusta salir con amigas y no con chicos, de que no saben ser machistas. Y lo peor es que su mejor amigo es quien se lo repite al oído una y otra y otra vez. Mientras el chico homosexual, que jamás ha admitido su condición frente a este grupo cercano de hombres y mujeres groseros, está enamorado de su amigo, le quiere por encima de si mismo pero sabe que lejos de entenderlo lo perseguirá y le hará daño, con tal de quedar bien frente a los otros amigos heterosexuales que jamás admitirían cariños de un o hacia un homosexual.
    De manera que este chico se levanta de la mesa del bar, después de haber oído los insultos contra los que son como él, camina por el pasillo hasta el fondo, donde una puerta de madera, entre abierta, deja ver una luz reflejada en un charco de agua en el piso, con un olor a urea intenso de quien acaba de salir y ni siquiera se lavó las manos.
    Mientras camina observa a su izquierda como el cantinero le saluda como viejo amigo, con una sonrisa incompleta a falta de los dientes de un lado, donde convenientemente sostiene un cigarrillo encendido y con el limpión que más que limpiar ensucia, pasa por encima de la barra para entrapar el agua que gotea de las botellas de cerveza que continuamente pasan por el sobre de madera.
    Al llegar al baño cierra la puerta y se quita los zapatos, el humo del recinto es tan denso que sus lágrimas se confunden con la irritación del aire saturado que han dejado otros clientes. Se quita las medias y las hace un nudo en un extremo, después calcula la altura de la tubería expuesta que da al techo, pues no hay cielo raso y logra girarlas al rededor de su cuello y atar el otro extremo de los calcetines por encima del tubo.
    Por un instante piensa en su mejor amigo, Denis, desde niños han sido inseparables, de pequeños jugaban a todo, y de pubertos se ayudaron el uno al otro a reconocer sus instintos sexuales y hasta a satisfacerlos, pero de adolescentes y bajo el asedio del grupo de amigos, fue hecho a un lado. Claramente despreciado porque sus ademanes no eran igual de masculinos que los demás. Denis siempre atento, pero lejano, pues ya no se oscultaban mutuamente como cuando eran niños, él ya tenía novia y estaba comprometido para casarse.
    De manera que sin acabar el recuerdo de la persona a quien más quería, un resbalón inesperado de sus pies descalzos sobre la loza sanitaria mojada por la orina ajena de cien hombres, hace que se tense la improvisada cuerda de medias socando su cuello más rápido de lo que lo haría un grueso cordón. Mientras su cuerpo comienza a sufrir espasmos involuntarios, reacción física de una persona que está quedando inconsciente de forma muy rápida y de quien el último pensamiento sobre su amigo Denis quedó inconcluso.
    Los segundos se hicieron horas, y los minutos días, para cuando Denis fue al baño a buscar a su amigo de toda la vida, éste se encontraba más lejos que nunca de su amada Brisas; de Zarcero, allá por el año dos mil seis, a setenta y cinco metros de la parroquia donde era un feligrés cada domingo.
    ¿Porqué cree que se suicidan los homosexuales? precisamente por gente como usted, que solo los persigue, los insulta y los denigra con críticas sin fundamento.
    Si, defendamos la libertad de expresión, pero seamos responsables del poder que tienen nuestras palabras, son como piedras que una vez arrojadas no se pueden detener.
    Todos podemos oponernos a una idea, pero de ahí intentar desacreditarla manipulando la opinión pública es predicar con el discurso de la raza Aria y Zaratustra, los mismos argumentos que usó Hitler.
    Cuidado con su afirmación “siempre es necesario que se repita la historia” porque estaría buscando usted repetir los genocidios y las persecuciones del siglo pasado, de los gitanos perseguidos, de la estrella de David en los pechos judíos y de los triángulos rosa en los hombros de los Homosexuales llevados a Bergen Belsen y Auschwitz.
    Extraño es que usted que es fiel a una fe; habla de herejes que persiguen a la iglesia y la biblia, cuando la verdad es que lo que no quieren es que la otredad exista y se victimizan para poder movilizar a la masa heterogénea por la que usted ha hablado como si fuese un vocero autorizado.
    Los ateos, agnósticos, no son un peligro para los fieles, para todos hay espacio en este mundo. Los unos no pueden juzgar a los otros. Se juzgan los delitos no las existencias.
    Y si de paganismo se trata, podría afirmarse que usted pertenece a los mitológicos y creyenceros.
    El centro del discurso es la intolerancia a los que son distintos a usted, y que parece que no tolera que existan con igualdad de derechos.
    Si ve tan bien la paja en los ojos ajenos, ha de obviar los troncos del propio.
    Hoy no está triste, está encaprichado como un niño con un juguete que le dijeron que era solo suyo y no quiere compartirlo.

    • Hola,

      Gracias por tu comentario. Lamentablemente hay menos documentación en español que inglés. Si le interesa leer sobre muchos estudios serios, puede comenzar con la página en inglés: [http://www.narth.com/docs/#!cv/cdy2] En cuanto a los datos mencionados (suicidios, etc) no conozco a nadie que los refute ni que los niegue. En cuanto a Villalta comparado con Hitler, Hitler y Stalin (fascista y comunista) terminaron actuando en formas sumamente parecidas al aplicar su totalitarismo (ver el estudio detallado de 850 páginas, Richard Overy, THE DICTATORS, Old Saybrook:Konecky & Konechy, 2004). Sin embargo, dudo que realmente te interesen los datos. Supones que yo tengo una actitud con respecto a los homosexuales que no está reflejado en nada en mi blog. Mi punto es la propuesta de Villalta y los que concuerdan con él en aplicar represión para la libertad de expresión y la religión. Tienes razón cuando notas que yo pienso que el asunto es sumamente religioso. Todas las motivaciones del hombre son “religiosas” (aunque no necesariamente relacionadas con el cristianismo). “Religión” se define por aquellas creencias que tienen que ver con: 1) ¿De dónde vinimos? 2) ¿Cuál es el propósito en la vida? 3) ¿Cómo debemos vivir? 4) ¿Qué pasa conmigo después de la muerte? Como puedes apreciar, ningunas de estas preguntas son comprobables “científicamente”, sino que forman parte de nuestra “religión”. La religión materialista, marxista, o pagana conducirá a ciertas prácticas, así como la cristiana. No conozco cristianos pidiendo cárcel para los que apoyan el homosexualismo. Pero hay muchos paganos pidiendo represión para los cristianos. No conozco a ningún cristiano demandando a homosexuales por ser homosexuales, pero hay muchos casos de homosexuales demandando a cristianos porque los cristianos simplemente no quieren violar sus principios. En cuanto a tu afirmación que el suicidio de muchos es debido a la persecución, quisiera decir dos cosas. 1) No formo parte de “perseguidores”, y lamento todo maltrato de un ser humano contra otro. Creo que has malentendido grandemente mi punto. 2) Desde mi punto de vista bíblico, Dios nos ha dado una consciencia que nos dice cuál es lo correcto y lo no correcto. En Romanos 1:18,19 Pablo dice que Dios mismo se revela todos los días por medio de las cosas creadas, por el mundo que nos rodea, de modo que todos somos responsables si lo rechazamos. Y en capítulo 2 de Romanos, Pablo dice que nuestra consciencia nos acusa o nos justifica según si hacemos el bien o el mal. Si esto es cierto, no es provechoso ignorar una realidad de la cual no podemos escaparnos. Los suicidios entre los homosexuales siguen más altos que la población general aún en Holanda y Australia donde se ha aceptado totalmente. No podemos tapar el sol con un dedo. Le recomiendo una lectura cuidadosa del libro de Romanos para que lo compare con la vida contemporanea. Creo que se asombrará de los paralelos con la realidad. ¡Que esté muy bien! Guillermo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s