Amor dosista, no odio unista

amor2ist

por el Dr. Peter Jones, el 29 de octubre del 2013

“El amor es todo lo que necesitas”, dijo mi compañero de colegio, John Lennon, y en cierto sentido tenía razón. El sentido cristiano dosista del amor de Cristo es “todo lo que necesitas.” Curiosamente, más y más cristianos quienes defienden la normalidad del matrimonio heterosexual no han recibido agradecimiento por su amor, sino que son acusados de incitación al odio y homofobia, ahora definida como un tipo de enfermedad psicológica. Tales acusaciones de odio sin fundamento dejan en evidencia sus propios corazones impulsados ​​por un odio irracional.

¡Los cristianos no pueden odiar! A diferencia de los progresistas sexuales de hoy y los islamistas radicales, los creyentes no pueden “odiar” a otros. Esto es así por un significativo numero de razones. Los seguidores de Jesús saben que son pecadores como todos los demás, y solamente pueden orar por otros pecadores como ellos. Dado que Dios ha definido lo que es pecado para nosotros, los cristianos pueden identificar el comportamiento pecaminoso, pero no lo hacen como “seres sin pecado” que son mejores que otros. Ellos entienden su propio alejamiento de Dios y quieren ayudar a otros a ver los suyos propios, no para que se sientan inferiores, sino para llevarlos a Cristo, el único Salvador. En el mundo actual, con su antipatía hacia el pecado, esta tarea se está convirtiendo en una expresión valiente de amor.

Los prejuicios tampoco son posibles para los cristianos, ya que no deben apresurarse a forzar la voluntad de las personas. Ellos saben que Dios es paciente, y que él es el único capaz de ejercer juicio final, lo cual hará un día. “Mía es la venganza. Yo pagaré, dice el Señor “(Hebreos 10:30). Por eso los cristianos son pacientes y amantes de la paz.

¿Entonces por qué las constantes acusaciones de odio? ¿Dónde se originan? Un artículo de un sociólogo secular, Ernest Sternberg, identifica en la sociedad actual un creciente grupo de presión al que él llama “purificadores del mundo”.  Él sostiene que la revolucionaria marcha utópica hacia una ciudad de libertad espiritual y sexual se ve obstaculizada solamente por “el enemigo”. Para una adhesión real, la visión progresista debe identificar un grupo del “mal”, digno de odio moral.

En su libro del año 2010, El mundo vuelto de cabeza (The World Turned Upside Down) la periodista / filósofa judía del Reino Unido, Melanie Phillips, describe igualmente el ascenso de la izquierda ideológica moderna. Ella dice: “Es esencial para el verdadero creyente [en la política radical] tener a alguien o algo para odiar”. Esto puede explicar las acusaciones del “discurso de odio” contra los que defienden el punto de vista tradicional del matrimonio. Donde no hay Dios para traer justicia final, los purificadores deben ejecutar juicio por sí mismos, aquí y ahora. El proceso comienza identificando claramente al enemigo. Sternberg señala que quienes se oponen al programa serán chivos expiatorios, identificados como los enemigos de la humanidad y la causa de todo el sufrimiento.

Estamos en la etapa de chivos expiatorios. Mi querida amiga, Janet Mefferd, una ciudadana que respeta la ley, una fina madre cristiana , y una dotada locutora de radio que aboga por la normalidad del matrimonio heterosexual, es denigrada y desestimada por los medios públicos como una extremista amargada. La declaración más preocupante hecha respecto a ella no son las violentas descripciones falsas de sus opiniones. Es esta: “‘corriente dominante’ es la última expresión para describir la oferta diaria de amargada antipatía de Mefferd”.

¡Los homosexuales son la corriente dominante, mientras que los cristianos son extremistas! Identificar a los cristianos como marginados, cuando los homosexuales sólo representan el 2-3% de la población es una declaración escandalosa, pero también es claro indicio de una brillante victoria cultural.  La corte suprema, la más alta autoridad del país, identificando la defensa de la normativa heterosexual con antipatía, ya ha marginado a los cristianos bíblicos como “voceros del odio”.

La marginación producirá sufrimiento para los creyentes. Bajo la presión de ser considerados la “corriente dominante”, las estaciones de radio cristianas y las editoriales cristianas pueden decidir desechar programas de radio como el de Janet Mefferd, porque el público se ha convertido en la “corriente dominante”. Ellos no van a querer ofender a las personas gay, bisexuales y transgéneres y además querrán permanecer dentro de la “ley de la tierra.” La voz cristiana será marginada hasta el punto de ser silenciada y nosotros y nuestros hijos seremos condenados a vivir bajo el reinado de “la mentira”.

Los primeros cristianos se enfrentaron a una situación similar. El historiador romano del primer siglo, Tácito, los acusó con la primera acusación grabada del discurso de odio en la historia de la Iglesia: “Los enemigos de la humanidad”. Ellos violaron la pax romana (paz romana) pagana.  ¿Y que es lo que Pablo propuso a los cristianos? ¡Ciertamente no el odio! En lugar a eso él exhorta con el valor de tres reacciones positivas:

1 Predicar el poder del Evangelio sin miedo y con amor (Romanos 1:16)

2 Vivir en el mundo pagano con cuerpos santos (Romanos 12:01)

3 Dar testimonio a la cultura con mentes transformadas (Rom 12:02), basados en el entendimiento de la diferencia entre la adoración unista de la Naturaleza y la adoración dosista del Creador (Romanos 1:25).

¡Que nos sea dado el poder de Cristo para orar por los que nos persiguen y amar a los que nos odian!

(Traducido por Jonathan Rodríguez)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Traducción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s