La caña cascada: Para nosotros mismos

1. ¿Qué deberíamos aprender de todo esto sino que acercarnos confiadamente al trono de gracia (Heb. 4:16) en todas nuestras angustias? ¿Nos desanimarán nuestros pecados cuando allí aparece él solo para pecadores? ¿Estás cascado? Cobra ánimo, porque él te llama. No escondas tus heridas, ábrele todo a él y no prestes atención al consejo de Satanás.
Ve a Cristo, aunque tiemblas, así como esa pobre mujer que le dijo, “Si tocare solamente su manto” (Mat. 9:21). Seremos sanados y recibiremos una respuesta amable. Ve confiadamente a Dios en tu carne; él es carne de nuestra carne y hueso de nuestro hueso por esta misma razón, de modo que nos acerquemos a él valientemente. Jamás tengas miedo de acercarte a Dios, ya que tenemos tal Mediador entre nosotros y Dios, el cual no solo es nuestro amigo, sino también nuestro hermano y marido. Bien podrían los ángeles proclamar desde el cielo, “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” (Fil. 4:4).  Pablo sabía bastante bien por qué lo hacía. La paz y el gozo son los dos frutos principales del reino de Cristo. Sea como sea el mundo, si bien en el mundo no podemos regocijarnos, no obstante podemos regocijarnos en el Señor. Su presencia hace confortable cualquier circunstancia. “No temáis,” les dijo a sus discípulos cuando tenían miedo, como si hubieran visto un fantasma, “yo soy” (Mat. 14:27), dijo como si no hubiera razón de temer cuando él estuviera presente.

2. Dejemos que esto nos apoye cuando nos sentimos cascados. Es la manera de Cristo primero de herir, y luego de sanar. Ninguna alma sana y entera jamás entrará al cielo. Cuando tentado, piensa: Cristo por mí fue tentado; de acuerdo a mis pruebas serán su gracia y consuelos. Si Cristo es tan misericordioso para no quebrarme, tampoco me quebraré con la desesperación, ni me entregaré a Satanás, el león rugiente, para que me haga pedazos.

3. Observa por un lado la disposición diferente de Cristo y por otro lado, la de Satanás y sus instrumentos. Satanás nos acogota cuando somos los más débiles, igual que Simeón y Leví cuando cayeron sobre la casa de Siquem, “cuando sentían ellos el mayor dolor” (Gén. 34:25), pero Cristo cerrará en nosotros todas las brechas que el pecado y Satanás han abierto. Él “venda a los quebrantados de corazón” (Isa. 61:1). Tal y como una madre es más tierna para con el hijo más enfermo y débil, así Cristo se inclina por serles misericordioso a los más débiles. Asimismo él pone dentro de las cosas más débiles un instinto de apoyarse en algo más fuerte que ellos. La enredadera se apoya en el olmo y las criaturas más débiles suelen tener los más fuertes abrigos. La consciencia de la Iglesia de su propia debilidad la hace dispuesta a apoyarse en su Amado, y a esconderse bajo sus alas.

por Richard Sibbes

Traducido por Nicolás Lammé

Estoy traduciendo el libro “The Bruised Reed”, “La caña cascada” por el pastor puritano, Richard Sibbes.

Entradas anteriores:

La caña cascada: El llamado de Jesús

La caña cascada: Cómo Cristo desempeña su llamado

La caña cascada: Lo que debe de ser cascado

La caña cascada: Los buenos efectos de ser cascado

La caña cascada: La relación de Cristo con la caña cascada

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Iglesia, Teología, Vida cristiana

2 Respuestas a “La caña cascada: Para nosotros mismos

  1. David Gonzales

    Pastor, he estado leyendo sus publicaciones y escuchando algunos audios suyos, han sido una respuesta al oído sediento y animo al corazón inquieto. muchas gracias! Dios le bendiga a usted y todo lo que esta a su alrededor… Un abrazo fraternal desde Cochabamba-Bolivia, Quería saber como ponerme en contacto con usted de un modo mas fluido, tengo muchas cuestionantes que nacen de inquietudes de servicio de mi vida cristiana, ¿tiene email, o facebook o alguna cuenta de red social donde se pueda tener contacto? Un gusto enorme Dios le bendiga Pastor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s